Hoy se estrena en los cines de Chile Demonic o, como la nombraron acá, La Casa del Demonio. Película de terror presentada por James Wan, quien se ha hecho nombre en este género después de dirigir películas como The Conjuring, Insidious 1 y 2 o Dead Silence, además de ser guionista de las dos últimas. Pues bien, directamente debo decirles que James Wan me ha desilusionado un poco al ser productor de Insidious 3 (que es decente pero está a años luz de las anteriores de la saga) o Demonic, la película que nos ocupa. Lo que me pasa con este joven es que cada vez parece bajar más la calidad de las películas que produce y temo que, en un futuro, una cinta que lleve el nombre de Wan asociado, no tenga peso alguno o incluso pueda llegar a ser sinónimo de mediocridad.  De verdad espero que no porque con las cuatro películas que nombré al inicio de la reseña, Wan se había perfilado como la promesa de revitalización del cine de terror. Tengo esperanzas de que cuando le toque nuevamente dirigir en The Conjuring 2, nos topemos con un producto al nivel de su predecesora y con eso podamos quitarnos de la mente los impases que hemos experimentado en el intertanto.

A estas alturas ya adivinarán mi impresión general de Demonic, pero de todas formas justificaré un tanto mi conclusión: la trama presenta elementos conocidos y se apoya en una variedad de clichés que ni siquiera se sienten justificados, lo cual ya no parece ser novedad en un filme de terror. El ritmo se rompe varias veces de forma abrupta. Los sustos no asustan, me resultaron predecibles (aunque un par de personas saltaron una o dos veces) y la performance del protagonista nunca me convenció.

Demonic

Me faltó poco para poner en seco “es mala”, no obstante rayó justo en la línea de lo digerible al ser una historia que al menos me mantuvo atento. Sinceramente es una película que está sólo para pasar el rato y creo que hay varias opciones mejores en cartelera como para considerar ir al cine a verla. Me dio más la sensación de estar viendo algo pensado para televisión en vez de la pantalla grande.

De todo corazón,  si deseas ver algo que te asuste, mejor espera a ver que llega más adelante porque Demonic… ni un escalofrío siquiera.