En 1851 se publicó Moby Dick, una novela escrita por Herman Melville en que se narran las travesías del Capitán Ahab, a bordo de su barco Pequod, para dar caza de una Ballena Blanca de proporciones descomunales.

Chris Hemsworth en El Corazón del MarEn el corazón del Mar (In the Heart of the Sea) hace lo que es ya común dentro del cine Hollywoodense: traernos la versión aterrizada y “real” de las historias que conocemos. Es así como nos encontramos con Owen Chase (Chris Hemsworth), quien a regañadientes ocupará el puesto de primer oficial del Essex, un barco ballenero, dado que le habían ofrecido la capitanía de la nave y en última instancia se la entregan a un poco experimentado Capitán George Pollard (Benjamín Walker), sustituyendo la obsesiva y autodestructiva persecución del Capitán Ahab de la novela, por los conflictos que se suscitan entre estos dos personajes.

Tras un par de peripecias llegarán a lo que sería el paraíso para los balleneros, un lugar plagado de cachalotes, dónde podrán satisfacer su codicia por el aceite que contienen dichos cetáceos, el petróleo de aquella época. Lo que ellos no saben es que dentro de este paraíso habita un demonio: Una Ballena Blanca que defenderá su terreno a como dé lugar.

Me falló un poco que esta vez la historia fuera aterrizada, quería ver más acción por parte de la ballena y esperaba una contraparte para ella a la altura, como lo era el Capitán Ahab en la novela. En ese sentido salí un poco defraudado del cine, pero obviando eso, la pelicula lleva buen ritmo, entretiene. La narrativa está bien desarrollada.

Visualmente es muy agradable, tiene cámaras novedosas que de pronto están mirando desde un mástil hacia abajo y ves cómo se mueven incluso las sogas, otras veces andan a la altura del mar siendo sobrepasadas por las olas, hasta nos toparemos con escenas submarinas y todo contribuye muy bien a crear la atmósfera adecuada. Hablando de lo mismo, la ambientación está bien realizada. Sentía que de alguna forma la película era “vieja” a la hora de verla, quizás utilizaron algún filtro para complementar todo. Como fuera, el resultado es bueno.

En el Corazón del Mar

En el Corazón del Mar no abusa de los efectos especiales y cada vez que es posible las cosas se hacen realmente. Los actores fueron instruidos, por ejemplo, para atar nudos o escalar el mástil (en lo que Hemsworth era especialmente bueno), esto se siente y todos convencen con sus interpretaciones y caracterizaciones. Llama la atención que tenemos varios actores conocidos, empezando por Chris Hemsworth (Thor en Avengers), pasando Cillian Murphy (Espantapájaros en Batman de Nolan), Brendan Gleeson, Ben Whishaw o el proximo spiderman: Tom Holland.

Dado algunas actitudes del “monstruo” pensé en algún momento que estábamos frente a una suerte de “Jaws 2015” y eso me habría funcionado bien, es por eso que hubiese disfrutado una resolución distinta entre los balleneros y la Ballena. Me hubiese encantado tener un poco más de fantasía. De todas formas “En el Corazón del Mar” es entretenida, aveces un tanto cruda, visceral, pero a fin de cuentas satisface y cautiva a pesar de que nunca logró ser épica o tan emocionante como se puede esperar de ella.

Recomiendo ampliamente verla en 3D y en IMAX, complementan perfectamente la experiencia.

En el Corazón del Mar