El fin de semana pude ver Guardians of the Galaxy (Guardianes de la Galaxia). Luego de haber visto el avance de 17 minutos en IMAX, sabía que esa era la versión de la película que quería ver. Así que el domingo madrugué, y arrastré a mi esposo a ver la primera función disponible, con la esperanza que no estuviera muy llena.

Y se llenó.

Y por dos horas fuimos transportados a lo más profundo del Universo Cinematográfico Marvel, en un viaje lleno de increíbles efectos visuales, buena música, y entretención, junto a la pandilla de héroes más inesperada.

Pero no todo es color de rosas, y es hora de escribir mi análisis en el formato autoimpuesto de “tres cosas que me gustaron, tres cosas que no”. En esta ocasión, la tarea no fue tan difícil; si bien hay muchas cosas que me gustaron de la película, las cosas que me molestaron fueron bastante evidentes.

Sobra decir que hay spoilers adelante. Sigue leyendo sólo si ya viste la película, o si no te importa arruinar tu visita al cine.

Tres cosas que me gustaron

1. Rocket y Groot

Rocket y Groot
Se robaron la película

We are Groot.

Que dos de cinco de los personajes principales fueran CGI era algo un poco preocupante; nadie quiere otro Jar Jar Binks, mucho menos dos. Que Bradley Cooper y Vin Diesel estuvieran tras las voces calmaba un poco mis temores, pero sólo un poco.

Pero tras ver la película, no pude sino enamorarme de estos personajes. No sólo el trabajo de voces es excelente –aunque Bradley Cooper definitivamente se luce mucho más que Vin Diesel–sino que también el trabajo de los animadores y los actores que hicieron el mocap.

Por supuesto, la línea característica de Groot se propagó rápidamente entre la audiencia, y lo que más escuché al salir del cine fue… bueno, ya te lo imaginas. “I am Groot”.

2. La música

Awesome Mix Vol. 1
¿Cassettes? ¿Qué son?

Admito que no estoy muy familiarizado con las películas de James Gunn, y aparentemente la música siempre es un aspecto fuerte en ellas. Pero aquí, la música es central: no sólo acompaña a cada escena, sino que las canciones tienen un significado para Peter Quill.

Entiendo que a muchos puede que la selección de canciones no les parezca de lo mejor; hay varios que no pueden escuchar nada que ha sido grabado hace más de 10 años. Pero yo siempre he apreciado la música de casi todas las décadas, y la selección de tonadas setenteras que acompaña a la película me parece apropiada. Por supuesto, la elección tiene sentido dentro de la película: Peter Quill dejó nuestro planeta en los 80’s, y las canciones eran las favoritas de su mamá durante los setentas.

Lo único que arruinó un poco mi experiencia fue que ya había escuchado el soundtrack completo varias veces antes de ver la película. Supongo que ir sin saber qué canción saldría a continuación debe haber sido más emocionante. Por ejemplo, creo que escuchar a David Bowie y su “Moonage Daydream” cuando los Guardianes se acercan a Knowhere por primera vez habría sido mucho más impactante si yo no hubiera sabido que Bowie estaba en el soundtrack.

3. El aspecto visual

Peter Quill
Stylish

La película completa se ve fantástica. Pero es en gran parte porque hay muchos detalles muy bien cuidados. Desde los sets, al diseño de vestuario, pasando por las maquetas y los efectos CGI, todo se ve muy bien.

Mención especial para el maquillaje. Karen Gillan se ve increíble como Nebula. La piel de los alienígenas parece piel, a pesar de los colores vivos que algunas razas tienen.

Mención honrosa:

Esa escena al final, con Groot.

Tres cosas que no me gustaron

1. Gamora, y la representación femenina

Peter Quill y Gamora
Gamora, ¿una conquista más de Peter Quill?

Me encanta Gamora en los cómics. Y creo que Zoe Saldana hizo una labor decente con el personaje en la película; sus escenas de acción son probablemente las mejores de todas. Sin embargo, no me gustó la forma en que el personaje fue presentado en el guión.

Gamora es el compás moral en la película, y es la única que insiste en hacer lo que deben hacer, motivada aparentemente por un deseo de hacer lo justo. Eso me gustó. Sin embargo, Gamora es la que tiene que ser rescatada por Peter Quill en más de una ocasión, en situaciones demasiado cliché.

Aunque la escena con Drax y Quill en The Kyln es muy divertida, es sorprendente que la mujer más peligrosa de la galaxia necesitara ser rescatada. La escena busca establecer las motivaciones de Drax, pero lo hace a costa de mostrar a una sumisa Gamora que decide no librarse del agarre del Destructor.

Pero mi principal problema es con la escena cuando la nave que Gamora pilotaba es destruida, y ella queda flotando en el espacio. ¿Por qué poner a Gamora en tal situación? ¿Sólo para demostrar que Peter Quill está dispuesto a sacrificarlo todo por su equipo? Porque según como se ha presentado a Quill, más parece que su arriesgado rescate era por el interés de llevarse a Gamora a la cama.

Esta era una excelente oportunidad para crear interesantes personajes femeninos, pero se desaprovechó en típicas escenas muy trilladas.

¿Qué habría sido excelente? Que fuera la nave de Quill la que explotaba, y que Gamora lo hubiera salvado a él.

Ah, y mejor ni empecemos con las escenas en la guarida del Collector, y las alienígenas en minifalda obligadas a limpiar las vitrinas.

2. La escena post-créditos

Howard the Duck
¿En serio, Gunn?

Los fans de las películas de Marvel Studios hace rato que sabemos que tenemos que quedarnos hasta el final de los créditos, y lo hacemos ansiosos porque en esos escasos segundos, siempre nos dejan enganchados para lo que vendrá.

O al menos, así había sido durante gran parte de la Fase 1.

Pero, ¿Howard the Duck? ¿Me quedé todo ese rato en el cine por una escena con un pato? ¿Nada de Thanos, o las otras Infinity “Stones”? ¿O un indicio de que Cosmo (y no Astro, como originalmente había escrito) puede hablar?

3. Thanos

Thanos
En el trono

Ya lo he dicho antes: lo que le hace falta al Universo Cinematográfico Marvel son personajes malvados que te hagan sentir miedo por tus héroes, que realmente parezcan que podrían triunfar. Y aunque nunca he encontrado el diseño de Thanos particularmente imponente, sino que me parece más bien chistoso, al menos es un buen candidato para ser el villano principal tras todos los problemas del universo.

Pero Marvel ha esperado demasiado tiempo para presentarlo.

En esta película lo vemos nuevamente, pero sus escenas son intrascendentes y podrían haber sido eliminadas de la película sin problemas. No hace más que sentarse y reír, es traicionado por Ronan y no toma ninguna acción. Quienes no conocen a Thanos en los cómics, aún no tienen idea quién es. Y eso es una gran oportunidad desaprovechada.

Mención honrosa:

La muleta de Marvel de matar un personaje para crear un momento emotivo, y luego mostrar que el personaje no estaba muerto. Groot se une a la lista que incluye a Loki,  Phil Coulson, Nick Fury, Pepper Potts, Bucky, y otros que posiblemente se me escapan. Si bien Groot suele hacer esto en los cómics–sacrificarse por su equipo, para luego volver a crecer de alguna ramita– la máxima que “nadie permanece muerto en los cómics por mucho tiempo” parece también aplicarse a las películas de Marvel.

Pero a fin de cuentas, Guardians of the Galaxy cumple con su objetivo. Mi esposo, que disfruta de la ciencia ficción pero que no es un aficionado al noveno arte, se mantuvo entretenido y salió encantado con los personajes, y con el universo. Y quizás esa es la gracia de la película: es fácil de digerir, y entretiene a una amplia audiencia.

Y tú, ¿qué piensas de Guardians of the Galaxy? ¿Qué fue lo que más te gustó, y lo que menos te gustó?