COMPARTE

Si bien Pennywise de Tim Curry es un monstruo icónico del cine, jamás entendí por qué la gente se asustaba de él. De acuerdo, démosle un poco de crédito, es lo mejor de la serie -o película- para la televisión de 1990. Al punto que muchas de las personas que le tenían miedo, al consultarles por qué les asustaba la serie, me contestaban que no la habían visto siquiera porque el payaso era terrorífico. Pues bien, yo fui alguien que vió esta miniserie, que consta de dos episodios de aproximadamente hora y media, y era realmente pésima. Terribles actuaciones, liviana a más no poder debido a la mala ejecución; da la impresión de que sólo la hicieron por cumplir con el proyecto. Es lamentable. Y, con mayor razón entonces, mi curiosidad aumentó ¿cuál era el mito que inspiraba a IT?. Este año me decidí a leer la novela y aluciné. Porque resulta que, desde ahí, sí entiendo que alguien tenga miedo de IT (y también entendí lo que es una dirección nefasta, en el caso de la serie del 90, ya que es bastante fiel a lo que pasa en el libro), y comencé a implorar que la nueva versión simplemente respetara al escrito, con eso, ya sería buena.

IT, es mucho más que un payaso, es un ESO, de ahí su nombre, que es capaz de tomar la forma de tu peor pesadilla. Este ESO, vive en Derry, e influye a su gente, lo que le permite realizar asesinatos sin que nadie parezca enterarse o, si se entera, poco le importe. Hasta que asesina a Georgie (es el móvil de la novela, no me acusen de spoiler pues es lo primero que sucede), hermano de Bill, uno de nuestros protagonistas, quién se empeñará en cobrar venganza. Bill tiene un par de amigos, a quienes, durante el transcurso de los hechos, se sumarán otros niños y una niña más, conformando el club de los perdedores: Bill, Eddie, Stan, Richie, Ben, Beverly y Mike. Grupo que plantará cara a ESO y, a través de quienes, conoceremos el Terror que conlleva vivir en Derry, y es que Derry es bastante protagonista de la historia, lo cual queda sumamente claro en esta primera incursión al Cine de Pennywise.

Andy Muschietti, director del metraje, claramente entendió la novela y, más allá de llevar los hechos que lees en ella, llevó el trasfondo, por lo cual le aplaudo. Pero no sólo se dedicó a eso, sino que tomó algunos riesgos y la actualizó, y la contó de otra manera, a pesar de que aún así es bastante fiel, y es que vamos, es una adaptación, no tiene que ser igual, pero si debe llevar la esencia. Muschietti soluciona de manera impecable la actualización, logrando una cinta redonda.

Los personajes tienen carne, trasfondo, las relaciones entre ellos se entienden y traspasan la pantalla, haciéndote partícipe de su amistad. En especial me gustó una escena en que se nota la complicidad entre Beverly y Ben, escena que no salía en el libro, por lo demás. IT, a pesar de tener como disfraz principal al payaso Pennywise, increíblemente interpretado por Bill Skarsgård, se entiende como un ente poderoso, que utiliza de vestimenta tus temores atávicos, es alguien con quién no quisieras encontrarte. Incluso da la impresión de que hasta el director pone uno de sus temores para encarnar el (nuevo) miedo de Stan Uris, ya que repite una figura de Mama (2013) ¿no será que este tipo de figuras le asusta?.

Haber leído la novela quizás me jugó un poco en contra, no me asusté, pero mis acompañantes sí, y ya van más personas a las que les he preguntado y me han contestado lo mismo, en parte mi falta de susto fue porque sabía que iba a pasar, no obstante, la puesta en escena y el ambiente que genera, es algo que no puedo negar. También me llamó la atención que el director decidiera enfocar esta entrega en la niñez de los personajes, dado que el libro intercala los episodios con su etapa adulta, lo cual entrega una riqueza narrativa, en especial acercándose al final, que resulta en un juego encantadoramente molesto. Debido a esto, quizá algunos podrían sentir que se marca mucho el carácter episódico de lo que le sucede a los personajes, mas, a mi modo de ver, la progresión de la cinta funciona a la perfección.

Claramente, IT me encantó. Admito, por otro lado, que a pesar de su buena ejecución, su intención cinematográfica, y sus subtextos, no llega a niveles de importancia como It Comes at Night (2017), ya que no ofrece nuevas perspectivas para el género, pero me ha gustado mucho. Y como fan de King además, me deja contento que una de sus mejores novelas haya sido tratada con respeto. A propósito, definitivamente te recomiendo leer el libro, te guste o no esta versión; cierto es que su extensión -1500 páginas- asustan tanto como su contenido, pero es tan entretenida que se te pasarán volando.

Dato curioso, es que IT aparece cada 27 años en Derry, y han pasado exactamente 27 años desde la versión para televisión. Sólo espero que no tardemos tanto en tener el segundo capítulo, de la parte adulta del club de los perdedores, porque este primer episodio es una buena promesa, de que, en conjunto con lo que venga en el capítulo dos, tendremos una historia de horror que quedará en la memoria.

Por cierto, el primer capítulo cierra bien, no se siente como que te cortaran una película en la mitad. Que eso no te asuste, porque para asustarte, está lo que verás en pantalla.