COMPARTE

Director: Trey Edward Shults
Guionista: Trey Edward Shults
Protagonistas: Joel Edgerton, Christopher Abbott, Carmen Ejogo

Estás con una familia, dentro de una casa, completamente tapiada. El abuelo se enferma, grave. Y te enteras de que se infectó de un virus mortal, del cual sólo sabemos que es contagioso y nada más.

Tal vez lo único de que tienes certeza en esta cinta es de que tú no saldrás infectado del cine, pero mientras estés dentro, puede que hasta eso se te olvide. Estamos frente a una de las mejores películas de terror, más bien horror, de los últimos años.

Desde Bone Tomahawk que no me sentía así de incómodo frente a la pantalla, y esa es la gran gracia de “Viene de Noche”, el ambiente que construye. Pronto estarás amarrado a su universo por el excelente uso del sonido y los tiros de cámara, entre otros factores; presente con todos los personajes, en esa asfixiante casa. Un espectador silente, sin derecho a acción, más que a observar y hacerte partícipe de las tribulaciones que enfrenta la familia con la que compartimos techo.

Trey Edward Shults ya había dado indicios de ser un director con pasta para el terror, con Krisha (disponible en Netflix, te recomiendo verla y fijarte en su cinematografía), donde con una narración un poco atemporal, a pesar de conservar una línea de avance convencional, y con una cámara a la altura de quien está en pantalla, incorpora y te induce en un lugar tenso, donde cosas poco agradables tendrán lugar. Pero lo que era una historia de familia incómoda, acá se traslada a un espacio apocalíptico, desesperanzador, potenciando todo. Si en Krisha nos parecía que este director tenía pasta, en It Comes at Night queda patente. Sabe jugar muy bien con el fuera de campo, tanto como lo que pone en pantalla. Es capaz de incomodarte con el simple movimiento de una lámpara.

Lee también:  Trailer Alert: Dragones: Carrera al Borde

Encargado además del guión, sabe qué contar. Una de las cosas que nos molesta en general como seres humanos es la incertidumbre, el no saber. It Comes at Night hace uso argumentalmente de eso, sabes lo que tienes que saber para que la trama avance, pero no cae en la habitual sobre-explicación del cine actual. No siempre es necesario tener los orígenes de algo, o saber cómo llegaron los personajes a dónde están, lo que importa es que estén presentes los elementos en función de la historia. Es agradable que Edward Shults no nos trate como espectadores estúpidos. Es conciso y compacto.

It Comes at Night es una película relativamente pequeña al parecer, en comparación con las grandes producciones Hollywoodenses, según nos contaba la gente de la distribuidora, Diamonds Films, y no ha sido muy tomada en cuenta, a pesar de que ha sido realizada por A24, misma productora de Moonlight, The Lobster, The Witch o Ex Machina, y ha sido una apuesta de la filial de Chile y Argentina. Es por eso que estará, en primera instancia, sólo una semana en cartelera y apenas en 7 salas a nivel nacional (Chile). Es por eso que, por muy buen equipo de sonido y televisor que tengas, te conmino a verla en el Cine si eres amante del buen cine de Horror, dado que su vivencia difícilmente sea igualable en tu casa. Creo que la magia de la sala de Cine, particularmente en este caso, eleva mucho a esta película, que requiere de un buen entorno para construir su ambiente, su atmósfera y hacerte pasarlo realmente mal, que es a lo que tiene que apuntar el cine de terror ¿no?

Lee también:  Trailer Alert: Dawn of the Planet of the Apes, segundo tráiler [video]

It comes at Night tiene pocos screamers (sustos de salto), pero cómo se desarrolla, cómo te la cuentan, las sensaciones -incluso físicas- que genera, le convierten en una experiencia de terror y la recomiendo completamente. ¿De dónde viene la oscuridad realmente? ¿De la noche, de las criaturas que la llenan, o del mismo ser humano?

Tráiler de “Viene de Noche”