Superman es Hernan Guerra, el hijo adoptivo de una familia de inmigrantes ilegales en el borde de la frontera entre México y USAWonder Woman es Beka, quien escapa de una desastrosa boda con el hijo de Darkseid en Apokolips. Y Batman es Kirk Langstrom, quien sobrevive al cáncer pero se convierte en vampiro.

La sagrada trilogía de Superman, Batman y Wonder Woman es totalmente transformada, desde sus orígenes hasta sus personalidades y habilidades, en esta película de Bruce Timm y Alan Burnett, quienes se inventan todo un universo nuevo, más adulto y más oscuro.

Antes de que se estrenara este largometraje, que salió directo a video, Warner Brothers realizó varias jugadas interesantes de mercadeo. La más curiosa fue la emisión a través de la web de tres cortos, mostrando un momento en la historia de cada uno de estos héroes.

Los clips los puedes ver en este artículo y darte cuenta que son geniales. A nivel de marketing fueron todo un éxito; toda la red estaba hablando de ellos cuando salieron en junio del 2015.

Pero estos avances también dejaron algo muy claro: estos no son los héroes que hemos conocido durante tanto tiempo. De hecho, tal vez ni siquiera deberíamos llamarlos héroes…

En Justice League: Gods & Monsters todo es un poco más siniestro, más mortal, pero también más real.

DC viene coqueteando hace tiempo con su público más adulto a través de sus películas animadas. Lo veíamos ya a través de The Flashpoint Paradox con su “PG-13” que algunos señalaron que se quedó corto.

Pero lo que es indudable es que DC está reconociendo que tiene un enorme arrastre entre el público adulto y que sus productos poco a poco se van adaptando.

La astucia al mercadear esta película no se redujo a los cortos que produjo Machinima. Junto a la película fueron publicados varios cómics bastante interesantes.

Los tres primeros títulos están dedicados a narrar los orígenes alternativos de estos personajes:

¿Cómo terminó Superman siendo criado por una familia mexicana? ¿Por qué decide hacer el bien de esa manera? ¿Quien es Beka? ¿Qué ocurrió durante su boda? ¿Qué ha estado haciendo en la Tierra desde que llegó en los años 60’s? ¿Qué le ocurrió a Batman? ¿Cómo es que la cura del cáncer le dio poderes pero también lo convirtió en Vampiro?

Los otros números son también muy atractivos pues nos narran la creación de La Liga de La Justicia ¿Cómo se conocieron estos personajes? ¿Cómo se descubrieron los unos a los otros? ¿Cómo fue que decidieron asociarse?

Una jugada muy interesante y efectiva que armó todo un universo de ficción con pocos elementos y nos preparó para la excelente película.

Con todos estos elementos es fácil adivinar que Justice League: Gods & Monsters no será una historia típica de DC. Aquí Superman está lejos del heroico paladín al que estamos acostumbrados, Batman debe luchar con el hambre que le causa su vampirismo y Wonder Woman es mucho más poderosa y decidida, pero también más mortal.

¿Cómo reaccionan los gobiernos del mundo ante estos poderosos seres cuando no actúan de la forma heroica esperada? Algo de eso ya lo vemos en los cortos, pero durante la película nos encontraremos con un detalle adicional, todo parece indicar que los miembros de La Liga De La Justicia también son un grupo de asesinos…

Para terminar diré que me fascinó esta versión de JLA y me encantaría ver más capítulos de esta historia, bien sea a través de los cómics o de nuevas animaciones.