COMPARTE

Estamos en plena Era Digital, y el principal efecto de eso es la dependencia a la inmediatez. Por esta razón es que tenemos nuestros teléfonos llenos de redes sociales, aplicaciones que nos informan el minuto a minuto de lo que pasa en el mundo. Ocurre un evento, se esparce la noticia, todos opinan. Críticas positivas, críticas negativas y en un par de horas todo se desvanece, hasta que surja la nueva noticia del momento. Esto, en la cultura pop, se refleja en los incesantes comentarios en Facebook y twitteos sobre las series y películas que frecuentamos. Hay que decir lo que hacemos, y hay que hacerlo rápido, porque la vieja pasa rápido.

Por esta razón, hay un producto en particular que se ha vuelto totalmente exitoso: el trailer. La mini película. Un pequeño clip que tiene sus propias reglas y que, como buen producto publicitario, cumple la función que su corta vida tiene: Llamarte a consumir un producto.

No soy un experto en publicidad ni mucho menos, pero siempre me ha parecido interesante la composición que tiene con esa mezcla entre psicología y sociología. Un trailer entonces, como buen producto publicitario audiovisual, debe ser una buena unión de música e imágenes. Siempre equilibrando el ser una historia propia y clara, que no cuente mucho de la película y que, acompañado siempre de la música, genere el tan peligroso hype.

Por esta razón, y como ejemplo perfecto de lo que les planteo, el día de hoy los invito a reflexionar sobre una película que supo ocupar este recurso totalmente a su favor.

El primer vistazo: Comic Con 2015

En medio de mucha polémica debido a la filtración de este avance exclusivo para la SDCC 2015, Warner decidió compartir, muy a regañadientes, este trailer al mundo. El contexto DC en general era el de apostar con todas sus fichas a Batman v Superman y, como lleva varios años haciendo, batmanizar todo. ¿Qué quiere decir esto? Películas oscuras -literalmente-, donde pocos ríen y siempre está lloviendo. Y si se fijan, éste primer avance no se aleja mucho de eso. Música lenta -casi triste-, mucho color oscuro e insistencia de que los protagonistas eran tipos malos y peligrosos.

Lee también:  Suicide Squad, la vimos y te cuento...

Así pasaron cinco meses, en los que el Escuadrón Suicida se presentaba como una propuesta de DC que se restaba a tener la misma premisa de Deadpool y a ser la adaptación en que veríamos nuevamente al Joker. Sin embargo, llegado enero Warner lanzó un nuevo avance, y vaya qué avance.

Póngale Queen

Aquel al que se le haya ocurrido poner Queen a este trailer, se merece todas las felicitaciones que le hayan dado, todas. DC venía de un infortunado trailer de BvS donde mostró más de lo deseado y que mantenía la tónica de película altamente dramática.

Con todo esto a sus espaldas, este segundo avance de Suicide Squad vino a presentar un elemento completamente nuevo: la diversión. A diferencia del humor, la diversión podríamos entenderla como la sensación en la que disfrutamos gratamente lo que estamos viendo, sin que esto sea provocado de forma exclusiva por chistes o humor. Este trailer, cuyas imágenes calzaban perfectamente con la música, mostró dinamismo, acción y también humor. Se demostró, con un producto perfecto, que en el DC Extended Universe no todo es traumas, lluvias y dilemas morales.

Y el resto, es historia. La popularidad de la película se disparó indiscutiblemente, pasando a ser, para muchos, la más esperada en este año de los superhéroes. Harley Quinn pasó a ser uno de esos personajes de moda de forma bombástica, haciendo incluso que las discusiones en torno al Joker o Batman quedaran de lado.

La guinda de la torta

Sin embargo, dicen por ahí que lo más difícil del éxito es mantenerse y renovarse en él. En Abril, DC compartió un tercer trailer (que para mi es el último, el de la SDCC 2016 no lo he visto ni lo veré) que tenía la difícil misión de igual esa obra maestra compartida hace meses atrás. Pero DC lo logró. No se cometieron errores como utilizar otra canción de Queen o mostrar demasiadas cosas nuevas de la película.

Lee también:  Star Trek Sin Límites

Al ritmo de The Ballrom Blitz de The Sweet, se volvió a mostrar la faceta humorística-retorcida del Escuadrón Suicida. Un trailer con ritmo y mucha, pero mucha acción, que siempre se agradece. Y con esto, DC logró mantener las expectativas en la película a pesar de la cantidad de meses que la separaban del estreno en aquel momento.

01-04-2016 11.18.14

Así, a escasos días de su estreno mundial, Suicide Squad pasó de ser una película con un elenco de renombre a una verdadera máquina de hacer dinero, y hype.

Puede ser que la película haya sido pensada como entretenida y llena de acción desde antes del trailer que cambió todo, sin embargo, la inmediatez de la que les hablaba en un comienzo hace que muchas, muchas personas, decidan si una película es buena o mala a meses de sus estrenos. Independiente de lo válido o no que sea eso, lo cierto es que las expectativas predisponen, llenan salas y permiten que todo este sueño nerd que estamos viviendo, sea real.

Mis agradecimientos a ese anónimo héroe que se atrevió a probar un trailer nuevo, porque le dio un nuevo aire al DCEU y porque obligó a la competencia a hacer algo mejor, que es lo mejor que nos puede pasar.

1 APORTE

  1. La pelicula no se penso como lo que termino apareciendo luego en los trailers, fue pura improvisacion. Y esos “heroes” del marketing fueron a los que al final se les encargo practicamente terminar la pelicula y termino en el fiasco que es hoy.Report

Únete a la conversación

Por favor ingresa tu aporte a la conversación
Por favor ingresa tu nombre