The Dark Tapes (2017): No es fácil hacer cine de horror independiente

0
COMPARTE

Directores: Vincent J. Guastini, Michael McQuown
Guionistas: Michael McQuown
Protagonistas: Emilia Ares Zoryan, Danielle Baez, Katelyn Bailey

Hacer terror no es fácil. Como espectadores, definimos si una película de este género es buena o mala por cuánto nos ha asustado, pero ¿te has detenido a pensar alguna vez porqué algunas películas te asustan y porqué otras no? ¿Cómo hace el cineasta para que puedas asustarte? ¿Cómo lo logra? Si piensas en cómo construirías una escena que no te funcionó, te aseguro que no será tan fácil hacerla aterradora.

Con The Dark Tapes no he tenido una buena experiencia como espectador, pero ha sido muy enriquecedora a la hora de llevarme a pensar en lo anterior. ¿Por qué preocuparme de esto? Primero, como comentarista, se debe tener argumentos. No basta con decir “no me gustó y pasen de esto”,  las cosas no le parecen malas a uno porque sí y sobre todo si tu visión ayudará a decidir a otras personas, debes dar argumentos que fundamenten tus opiniones; opinar por opinar lo hace cualquiera. Segundo, en este caso en específico, el director es nuevo en este campo (la dirección) y lejos de desalentar a alguien, la idea es construir; indicar “esto estuvo mal por estas razones, espero mis observaciones ayuden a corregir o a dar una vuelta en dichos ítems” (porque él tiene todo derecho de seguir en su enfoque. Yo, como espectador, simplemente difiero de su punto de vista), entonces ¿llegaremos a consenso en sus trabajos posteriores o definitivamente debemos separar caminos? Digamos que después de tres o cuatro obras uno ya tiene claro si lo que presenta cada autor compatibiliza con los gustos personales y merece o no que se le haga seguimiento.  Michael McQuown, uno de los directores de The Dark Tapes, ha presentado historias con anterioridad: The Perfect Man (2005) por ejemplo, y considero que sus historias tienen potencial y que en The Dark Tapes lo que ha fallado es la puesta en escena. Pero debería seguir intentándolo.

Imagen via thedarktapes.com

El tráiler

Habiendo hecho la declaración de intenciones, pasemos a las críticas. Lo primero es lo primero: El Tráiler. Cuando me solicitaron ver The Dark Tapes, recibí su tráiler, denominado “Opening Credits Trailer For The Dark Tapes” … Opening Credits, ¿Hay algo más fome que leer créditos? Un trailer debe invitarte a ver la película. Encontrarte con que su promoción sean los créditos con los que abre la cinta, te lleva a pensar en que:

  • La película no tiene nada entretenido para entregar, por cuanto no supieron que poner;
  • La gente que está a cargo no sabe de edición o,
  • La gente que está a cargo si sabe, pero es floja y no se dió el tiempo de hacer una selección de escenas para el trailer.

Cualquiera de las tres opciones deja mal. Se dice que la mala promoción no existe, pero en este caso definitivamente juega en contra. Si yo no hubiese tenido que ver la cinta por compromiso, aun cuando tuviera un poco de interés, ese trailer me hubiera alejado. Por suerte sacaron un Trailer Final que está mejor realizado, y que puedes ver al principio de este artículo. A futuro, yo evitaría el “Opening Credits Trailer” sin lugar a dudas.

Imagen via thedarktapes.com

La película

Ahora, vamos a lo que nos atañe: La película. Con The Dark Tapes estamos frente a una Antología de historias que, por la forma en la que nos las cuentan, recuerda a Peur(s) du noir (2007); cuatro cuentos enlazados con uno principal segmentado durante todo el metraje (“Amanda’s Revenge“, “Cam Girls“, “PsychoTherapy“, “The Hunters & The Hunted“, “Wrap Around“). Lo primero que resulta un poco molesto, y que se repite a lo largo del metraje, es el exceso del efecto de distorsión de la imagen, muy a la usanza de The Fourth Kind (2009). El problema aquí es que, además de resultar molesto porque aparece demasiado, no encaja con el material digital. En The Fourth Kind cada vez que algo sobrenatural iba a suceder, la cinta que estábamos viendo presentaba glitches. Ahora, esa película recurre a cintas supuestamente encontradas que, como eran más antiguas, estaban en formato de cinta magnética. Con The Dark Tapes siempre tuve una imagen nítida, pero tenía distorsiones de cinta magnética, ¿es VHS en HD?, pues eso no existe, por lo que me sacaba de la ficción; el efecto resultaba completamente anticlimático, fuera de generar expectación o suspenso por lo que vendría, me desconectaba. Con las cámaras de chat, en otra historia, cambiaron la distorsión de VHS por los píxeles, estamos ok con eso, pero el problema del exceso del recurso persiste.

Ligado a lo mismo, y un asunto que también reprocho a The Fourth Kind, es que cada vez que se va a mostrar algo interesante, el efecto de distorsión no deja ver nada y eso es tremendamente frustrante como espectador. El espectador quiere ver (es “espectador”). No es necesario mostrar al monstruo completo. Incluso, una regla del cine de Monstruos es no mostrar al Monstruo hasta muy entrada la película, porque lo que no sabemos nos crea más ansiedad, nuestra mente rellena los vacíos y usualmente entrega resultados más aterradores con lo que no vemos en pantalla que con lo que estamos viendo. En una película de terror, no es necesario mostrar el monstruo completo, se puede jugar con la oscuridad, las sombras, movimientos de cámara, los sonidos (casi tan importantes como la imagen), etc. En fin, sugerir cosas. En cine muchas veces hay que seguir la máxima de que “Menos es Más”, pero menos no es nada. Mostrar nada poniendo la distorsión frustra montones. ¿Se ha hecho de esta forma para cubrir falta de presupuesto quizá? En tal caso es mejor asumirlo. Si el espectador sabe desde el principio que se enfrenta a una película que no tiene presupuesto, acepta más. Por ésta razón es que Dead Alive (Peter Jackson; 1992) o The Evil Dead (Sam Raimi; 1981) son clásicos a esta altura, sus directores optaron por introducir un poco de comedia para complementar historias que eran bastante horripilantes y para las cuales no tenían suficiente dinero. O si queremos referirnos a Cine de terror de bajo presupuesto pero serio: Friday the 13th (Sean S. Cunningham; 1980) costó 10 mil dólares o The Blair Witch Project (Daniel Myrick, Eduardo Sánchez; 1999), la cinta que catapultó a los Found Footage, costó 20 mil dólares, de nuevo con la premisa del menos es más. Oren Peli, director y escritor de Paranormal Activity (2007), contrató a una pareja de actores y a cada uno le pagó sólo 500 dólares por rodar la película. Todos ellos jugando con sonidos, fueras de campo, etc.

Imagen via thedarktapes.com

Hablando de Paranormal Activity, película que me recordaron varios pasajes de The Dark Tapes, llegamos a otro de los problemas de la cinta que nos ocupa hoy: lo estático de las cámaras. Paranormal Activity también estaba filmada en formato found footage, e incluso dejaba la cámara en un escritorio “por las noches”, no obstante, uno se incorporaba y se asustaba varias veces, ¿Porqué en The Dark Tapes no pasa lo mismo? Por la edición y los movimientos de cámara. Cuando la cámara se mueve te incorpora, te hace presente en la habitación, la casa, en las situaciones que viven los protagonistas. Si dejas la cámara estática, te recuerda que estás viendo sólo grabaciones, que estamos revisando cintas de seguridad y por lo tanto estamos fuera de peligro. Ya hablaré de los tiempos en cámara, pero debo mencionarlo ahora porque si éstos no están bien tratados y además las cámaras no nos incluyen en la acción, es imposible que nos asustemos. En una historia de terror, se debe incorporar al espectador y para eso sirven los tiros de cámara. ¿Dónde pongo la cámara? ¿A qué altura? ¿Qué enfoco? ¿Cómo la muevo? Son siempre preguntas vitales y uno de los grandes problemas de The Dark Tapes son las cámaras que decide utilizar. Tal vez autoimponerse la estructura del found footage juega en contra en este caso, porque impide, más que todo por tratarse de cámaras en su mayoría fijas, el jugar con los espacios, con lo que se muestra y -especialmente- con lo que no se muestra al espectador. Se pierde dinamismo en la narración.

La narración. Lamentablemente, la narración también está con problemas. Hablo de la narración cinematográfica. En cine lo prioritario es dar a entender las cosas con imágenes, de hecho todo debería explicarse con lo que vemos en pantalla y los diálogos deberían ser complementarios, es por eso que Peter Greenaway (The Cook, the Thief, His Wife & Her Lover; The Pillow Book) afirma: “Las películas deberían ser hechas por pintores, no por escritores” y, por otro lado, Hitchcock detestaba particularmente lo que llamaba “teatro filmado”, aquellas películas que lo basan todo en los diálogos y dejan de lado los mecanismos puramente audiovisuales que para él son la esencia misma del cine. En el primer segmento de The Dark Tapes -el primer cuento digamos, no el que está segmentado y sirve de hilo- tenemos un plot twist que de verdad no recuerdo haber visto y me pareció genial, pero casi no lo vemos, no es notorio y, adicionalmente, los personajes se sientan y nos lo explican, y eso mata la historia. Jan Harlan, productor de The Shining (1980), recuerda que el propio Kubrick comentaba de éste filme: “Nunca explico nada, ni siquiera yo lo entiendo. ¡Es una historia de fantasmas!”.  Robert McKee en su libro El Guión, nos dice “No se mantiene el interés del público aportando toda la información sino ocultando parte de ella: se omite toda la información excepto la que resulte absolutamente necesaria para la comprensión”. Este párrafo pertenece al capítulo 15, cuyo nombre es “Explicaciones”, pues habla de ellas, y comienza diciendo en mayúsculas “Se Muestra, No se cuenta”.

Imagen via thedarktapes.com

Por otro lado, en otro segmento, (si no me falla la memoria) el de una chica que era violada en una fiesta, la tenemos a ella hablando a la cámara por tiempos que como espectador me parecían interminables -pensé que habían pasado ¡10 minutos!- y, por si fuera poco, a una cámara fija. Este es otro problema de narración cinematográfica. En Three Colors: Blue (1993) de Kieslowski, vemos un terrón de azúcar mojarse en café para simbolizar los estados de la protagonista; esto sucede en 6 segundos. Kieslowski mando a hacer este terrón de azúcar porque entendía que más tiempo significaba aburrir al espectador; tenía que durar, según su concepción, exactamente 6 segundos. Damien Chazelle, en su reciente La La Land (2016), decide hacer un plano secuencia con la interpretación de Emma Stone para Audition (the fools who dream), pero entiende que no puede mantener la cámara los 3:48 minutos que dura la canción; lo soluciona con una simple rotación alrededor de la actriz. Mantener la cámara fija aburre al espectador y si se aburre pierde interés, por ende se desconecta de la película. Es un suicidio de parte del cineasta.

VIDEO: Krzysztof Kieslowski explica el terrón de azúcar (a partir del minuto 1:48)

En conclusión…

Hay cosas rescatables en The Dark Tapes, como por ejemplo la primera cámara que vemos, que de partida me hizo reclamar, pero al avanzar la historia cobra sentido y satisface. También algunas ideas, como la de la casa embrujada y los cazadores de fantasmas (estilo Poltergeist). Esas son las cosas por las cuales creo que Michael McQuown debe seguir intentándolo, detalles que me dicen que a futuro podría entregar mejor material. Ha fallado esta vez en la exposición de las historias, pero tiene la base: buenas historias. Una buena historia puede desembocar en una mala película, es algo que pasa, pero una mala historia jamás terminará en un una buena cinta, es algo que no se puede arreglar. Él tiene la base, ahora, lo que debe pulir es el camino.

Encuentra The Dark Tapes

The Dark Tapes estará disponible via streaming el 18 de Abril en Google Play, Vudu, iNDemand (Comcast- Xfinity, Time Warner, Cox, Bright House & more), Dish TV, Amazon, Vubiquity (Verizon Fios, Charter, Sudden Link, Media Com &more), Xbox, Playstation, Sling TV & Vimeo.

The Dark Tapes on iTunes

Watch trailers, read customer and critic reviews, and buy The Dark Tapes directed by Vincent J. Guastini & Michael McQuown

Lee también:  El Libro de la Selva 2016: un clásico a partir del clásico

Únete a la conversación

Por favor ingresa tu aporte a la conversación
Por favor ingresa tu nombre