A propósito de la publicación de la colección de Hellboy de Unlimited Comics, me acordé que me habían gustado bastante sus películas y las busqué en Netflix para repetírmelas y efectivamente encontré una pero además encontré un bonus que desconocía, las películas animadas.

Hagamos un resumen rápido del personaje. Para quienes no lo conocen, Hellboy debutó en las páginas del especial San Diego Comic Con Comics #2 en 1993, donde Mike Mignola presentó su creación con un estilo visual único y diferenciador para luego pasar a tener su propia colección de la mano de Dark Horse Comics.

La historia ficticia del personaje comienza el 23 de diciembre de 1944 cuando es invocado como un demonio bebé por Rasputín, un ocultista nazi que lo usaría como arma para traer la destrucción a la tierra pero su plan se ve truncado por los aliados, quienes rescatan a este bebé con una mano derecha gigante de roca. Su destino queda enlazado con el doctor Trevor Bruttenholm, quien lo cría y funda la Agencia de Defensa e Investigación Paranormal (BPRD por sus siglas en inglés) de la cual Hellboy se convierte en el principal agente junto a Kate Corrigan, una profesora universitaria, Abe Sapien, un humanoide anfibio y Liz Sherman, una joven con poderes pirokinéticos.

Hellboy (Hellboy, 2004)

Hellboy, 2004

Esta primera película cuenta el origen del personaje, de forma muy apegada al cómic, con las actuaciones de Ron Pearlman como Hellboy, Selma Blair como Liz Sherman y Doug Jones como Abe Sapien.

Escrita y dirigida por Guillermo del Toro, Hellboy es una película entretenida, respetuosa de la fuente y con una historia que atrapa. Vemos como Rasputin es resucitado por sus secuaces Ilsa von Haupstein y Kroenen, un agente nazi cuyas partes de cuerpo perdidas fueron reemplazadas por circuitos mecánicos. Entre los tres traen a nuestro mundo a Sammael, una criatura del infierno capaz de reencarnarse y dividir su esencia por lo que es imposible matarla.

El objetivo de Rasputin es que Hellboy lo ayude, liberando al Ogdru Jahad, una entidad diabólica que fue encerrada al inicio de los tiempos y que, de ser liberada, significaría el fin de la raza humana. Está en manos de Hellboy tomar la decisión de reconocerse como parte de las huestes demoníacas o seguir ayudando a los hombres contra las amenazas sobrenaturales.

Con un presupuesto limitado para una producción de este tipo, la película consiguió una buena recaudación, lo que dio pie para una continuación Hellboy y El Ejército Dorado (Hellboy, The Golden Army, 2008) que superó en calidad y recaudación a la primera, pero que lamentablemente no se encuentra disponible en Netflix al momento de escribir esta nota.

Hellboy

[vc_button title=”Compra Hellboy en Amazon.com” target=”_blank” color=”orange” size=”size_small” href=”http://amzn.to/1sJC7hY”]

Hellboy II

[vc_button title=”Compra Hellboy 2 en Amazon.com” target=”_blank” color=”orange” size=”size_small” href=”http://amzn.to/1xsqjSu”]

Las películas animadas

Luego del éxito de la película y del cómic, se hicieron dos películas animadas para el mercado del DVD.

Lo bueno es que el equipo creativo se mantuvo, así, tanto Mike Mignola como Guillermo del Toro estuvieron involucrados en el proyecto, además de los actores principales de la película quienes repitieron en ambas animaciones prestando la voz para sus personajes por lo que verlas es una experiencia más sinérgica entre el cine y la televisión.

Visualmente, ambas películas son un poco más cercanas a la estética de luces y sombras del cómic aunque el estilo general es más amerimanga y los personajes mantienen sus característicos humor negro y cinismo lo que los aleja de la animación infantil.

Hellboy Animated

[vc_button title=”Compra Hellboy Animated en Amazon.com” target=”_blank” color=”orange” size=”size_small” href=”http://amzn.to/1uWJRaE”]

Hellboy, Espada de Tormentas

Hellboy Sword of Storms

Salida el 2006, en Espada de Tormentas (Hellboy: Sword of Storms) Hellboy debe ir a investigar la posesión de un profesor universitario japonés, quien ha sido dominado por los espíritus de dos ancestrales dioses guerreros que sueñan con traer la destrucción al mundo y que siglos atrás ya fueron encarcelados dentro de la espada de las tormentas.

Para evitar que cumplan su propósito, Hellboy viajará por el mundo de los muertos, encontrándose con variados y peligrosos habitantes de la mitología japonesa que quieren impedir que logre su objetivo de salvar al mundo, mientras que Liz y Abe Sapien luchan en la tierra contra los dragones que han comenzado a despertar en las profundidades de la tierra ante la presencia de los dioses del mal.

La película es bastante entretenida e incluso la ví como potencial historia para el cine ya que tiene todos los ingredientes para ser un buen blockbuster, desde luego con el presupuesto suficiente. Lo único que no me gustó fue el cambio de look del personaje de Liz Sherman, habría hecho algo más apegado al personaje de Selma Blair, además del cambio de la tensión romántica hacia otro personaje.

Hellboy y el Espíritu Fantasma

Hellboy Blood and Iron

La segunda de las dos películas animadas, Hellboy y el Espíritu Fantasma (Hellboy: Iron and Blood), salió el 2007 y está parcialmente basada en el arco del cómic Hellboy: despertar del diablo.

La historia comienza en el 1939 mostrando al profesor Trevor Bruttenholm mientras investiga unas sospechosas muertes en Europa oriental, por las que es responsable Erzebet Ondrushko, una vampira que para mantenerse joven debe beber la sangre de jóvenes inocentes. El equipo de investigación resulta muerto salvo Bruttenholm, quien logra derrotar a la vampira exponiéndola a la luz del día.

La historia avanza hasta nuestro días, cuando Bruttenholm envía a su equipo de elite Hellboy, Liz y Abe a investigar una extraña posesión ocurrida en una mansión en Long Island mientras en paralelo comienzan a ocurrir misteriosas desapariciones de jóvenes en la zona, lo que podría indicar el regreso de Erzebet o aún peor, el de su dueña, la diosa Hecate.

Esta aventura mezcla todos los elementos que conocemos del mito vampírico, incluso hay peleas contra hombres lobos, que son sirvientes de Erzebet y si bien es entretenida, no me gustó tanto como Espada de Tormentas, quizás porque esa historia se sentía más fresca y en escala también fue una historia más grande.

Así que ya saben amiguitas y amiguitos, si quieren adentrarse en el universo de Hellboy más allá del cómic, estas tres películas son buenas alternativas para pasar un rato entretenido, solos o acompañados de quienes gusten de aventuras sobrenaturales.