De la trinidad de DC cómics en la pantalla grande, mucho se ha hablado del Batman de Bale, Keaton o Affleck; o del Superman de Reeve; pero aquí y ahora te cuento sobre la Wonder Woman de Gal Gadot, por qué este artículo sin avances inadecuados ni spoilers  desacertados, es sobre su película ¿me acompañas?.

Después de la inolvidable serie de los ’70 protagonizada por Lynda Carter, una no muy recordada película para TV protagonzida por Cathy Lee Crosby, basada en los cómics con una princesa Diana “hippie fotógrafa” por aquellos años; por fin, la mujer más poderosa del universo DC salta a la pantalla grande: Wonder Woman, quien de civil se llama Diana Prince (Gal Gadot) princesa de la isla de Temiscira, hija de un dios y una amazona, es entrenada en silencio por su tía Antiope (Robin Wright) contra la “prohibición” de su madre, la reina Hypolita (Connie Nielsen).

Así las cosas, la princesa Diana, crece entre los hermosos parajes de su isla, que cómo todos los lugares de ensueño, es una mezcla de varios sitios del mundo, entrenando sus facultades con las otras amazonas, muchas de esas actrices de reparto ex modelos o ángeles de Victoria Secret, lo que queda absolutamente claro. Hasta que por fin, un buen día, y frente a sus ojos  cae al mar un avión de tela y madera, con la cruz maltesa propia del imperio alemán durante la primera mundial.

Y dentro de este avión monomotor, sí… ya sabes quien viene, el buen capitán Steve Trevor (Chris Pine); no, no puedes decirme que esto es un spoiler, por qué si has leído el cómic, desde la época Post Crisis por lo menos con la Wonder Woman de George Pérez hasta el actual Rebirth con Greg Rucka, el origen de Wonder Woman es más o menos el mismo; ahora, si no has leído una sola vez un cómic sobre el personaje, y no te interesa leerlo, no te preocupes, te acabo de contar los primeros diez minutos de film, nada que no te cuente un visor promocional en un cine o una pagina de internet de lanzamiento de la película.

“Steve…yo puedo hacer cualquier cosa que tú hagas…”

Wonder Woman.

La película tiene humor, pero en una linea muy tenue nunca deja la critica sociocultural, Patty Jenkins, su directora, logra a mi entender un justo balance entre el ritmo superheroico y la reflexión, con las conversaciones entre sus protagonistas, cuenta una buena historia, sobre una hija del cielo que aun cree en los cuentos que su madre le cuenta antes de dormirse. Gal Gadot, proyecta una imagen convincente, es dulce y amable, pero, con la fuerza y energía de una persona que sabe lo que quiere, como la escribía Pérez a mitad de los ’80, y principios de los 90.

Es tercera vez que te nombro a George Pérez, el es quien relanza al personaje a mediados de los ’80, y logra una mezcla entre superhéroes y mitología; Ares contra la princesa amazona; él reconstruye  su historia, y cómo sólo Pérez sabe hacer, mucho de sus cómics  probablemente son lo mejor de Wonder Woman, y fueron usados en esta película, si te interesa, te sugiero leer “War of the Gods“, o “La Guerra de los dioses”  en su edición ECC, son viñetas absolutamente recomendables para seguir avanzando sí te gusto lo que viste sentado en una butaca, y por qué no, dos Omnibus con la primera época del personaje, que hace un tiempo ya publicara DC.

Los puntos bajos, a mi parecer son esa música incidental de Rupert Gregson-Williams que se oye de fondo con cada carga de la princesa amazona, la misma que se usó para el personaje en “Batman/Superman: Dawn of Justice“, no se a ti, pero a mi me parece infantil, casi de dibujo animado. Lo otro, son esas escenas de combate a cámara lenta en 360 grados, una de las razones por las que nunca me gustó Matrix y nunca he podido terminar de verlas, es que me parecen absolutamente prescindibles para cualquier buen argumento, y a mi me gustan los buenos argumentos antes que los efectos, pero para gustos, los colores.

“Diana…yo puedo salvar el día, tÚ tienes que salvar al mundo”

Steve Trevor

Para terminar, desde la primera escena con la princesa Diana en la embajada en París de Temiscira,  recibiendo una ahora “famosa” foto de parte de Wayne Enterprises, y las dos horas treinta que duran sus aventuras, en los últimos días de la Primera Guerra mundial; entre cuentos, mitos, sueños, amores y tristezas; frases con muchas lecturas; 150 minutos de pura entretención, y varias sorpresas argumentales; en los créditos descatado el nombre de George Pérez entre todos los autores que han trabajado con el personaje creado por William Moulton Marston en un ahora muy lejano 1941; una muy buena película, y porque hoy hablamos de la Mujer Maravilla de Gal Gadot, por todas esas razones te recomiendo ver Wonder Woman.

Te dejó “To be human” de Sia, parte del soundtrack del film, y por último antes que se me olvidé, no te quedes después de terminar la película, no te quedes esperando lo que viene después de los créditos, por qué no hay escena postítulos, absolutamente nada después de los agradecimientos, sólo vas a perder diez minutos, y te lo digo porque yo, ya la vi ¿y tú? ¿aún no? ¿Qué esperas?