76 años después de que el universo DC diese a “luz” a su héroe viajero en el espacio-tiempo preferido, cada vez que el viaje interdimensional fuese necesario para prevenir a alguien de hechos que le van a ocurrir en un futuro posible, detener una bala en el aire, o simplemente ganarle una carrera a Superman, Flash rompe en escena; Garrick, Allen o West, esta es mi personal repaso a la edición 75 aniversario del corredor escarlata. Trato de seguir su carrera por cada página, y tú ¿nos acompañas?.

2016-02-24 21.24.50

76 años antes, un abogado golpeado por la onda expansiva del crack del ’29, llamado Gardner Fox junto a un joven Harry Lampert dan el pistoletazo de salida a la carrera del hombre más rápido del mundo, Jay Garrick es Flash.

En un Estados Unidos de América que aún no conoce la Segunda guerra mundial, pero si de una dura crisis económica, se buscan nuevos dioses, nueva fe, la evasión busca su salida. En los cómics, un torpe estudiante de química, aficionado al cigarrillo, provoca un accidente con gases químicos, y como sólo en los cómics sucede (en que si una araña te pica obtienes algo más que una roncha), la intoxicación química lo ayuda a convertirse en el dios Mercurio del siglo XX. Flash recorrerá las calles de Nueva York, desfaciendo entuertos, y rescatando doncellas.
Jay Garrick detendrá balas en el aire, correrá a una velocidad extraordinaria, y seducirá a su chica con sus nuevos poderes, claro, ya lo dice “Social Network” de David Fincher, el único motivo que hace mover al mundo, desde crear una red social, a moverse más rápido que la luz, es un único motivo, el sexual.

En su primera aventura, Flash se enfrenta a una cuadriga de supervillanos, contando entre ellos con un proto Amo de los espejos, el sudor pulp se deja sentir, y los villanos jamás son abrazados por el “suave” brazo de la ley, su final, el de todos…

Pero 1940 pasa, la segunda guerra mundial también, un nuevo boom financiero y la confianza que da un orden mundial corre por Estados Unidos, junto a ellos la verdad oficial del Comic Code da como resultado la “crisis comiquera”; es el fin de la década de los cuarenta, y el inicio de la cancelación de series, y esta vez Flash se detiene, pero sólo para tomar aire.

Albert Einstein, postula desde principios de siglo que tiempo y espacio son un continuo, la Teoría de la Relatividad , puntualiza que lo único fijo y constante en este universo es la velocidad a la que se desplaza la luz en el vacío, y no hay otra fuerza universal que pueda ir más rápido que ella, salvo… Flash (son cómic, ficción y fantasía la incredulidad tienes que suspenderla, las leyes de la física, también, si no, la pasas mal).

Flash recupera el aliento, y sigue; gracias a Julie” Schwartz quien encarga resucitar la cancelada serie a Robert Kanigher y Carmine Infantino en 1956. Es la “amenaza” soviética, la guerra fría y el Reloj del fin del mundo, los que obligan a buscar, otra vez, nuevas fes, otras evasiones, nuevos dioses: Barry Allen, un no muy brillante policía científico, es el humano más veloz del mundo.

Esta vez con un traje de caucho rojo, a cara cubierta y dejando atrás el morrión con alas de Garrick, el nuevo corredor escarlata, más acorde con la física contemporánea (y antes de “Back to the future”, la Teoría de cuerdas o que Graham Greene escribiese “Un universo elegante”) no sólo viajará por en una dimensión espacial, si no que es capaz de moverse por nuestro universo bidimensional, a través de tiempo y espacio, y no solo en nuestra dimensión, sino en la basta multidimensionalidad del universo DC.

El especial “Flash comics 75 años” (primera fuente de consulta para este artículo), contiene como tercera historia, el famoso (sic) primer encuentro entre los dos Flashs, y los únicos hasta ese momento. Es segunda vez que leo este cómic en menos de quince años, y como la primera vez, me sigue llamando la atención el borrador Faber Castell saliendo de la viñeta en la segunda página.

El Flash de Dos Mundos

En el “Flash de dos mundos” Barry Allen se encuentra con alguien que en su dimensión era sólo un personaje de cómics; Jay Garrick, un envejecido primer Flash junto al nuevo portador del rayo amarillo, resuelven un caso contra clásicos enemigos, entre ellos Shade, quien tendrá serie Vertigo en los 80.

Allen descubre que puede moverse a través de las dimensiones graduando la vibración de sus propios átomos, en el eterno coqueteo de las series de Flash con la ciencia ficción, coqueteo que sigue hasta el día de hoy. Como en Batman v Superman: Dawn of Justice, el corredor escarlata previene a Bruce Wayne sobre un futuro posible, en que ocurre una muerte, y por fin el último hijo de Kripton se convertiría en el enloquecido amo del mundo, un guiño a Flashpoint, y esto parece que es un spoiler.

Flash Point

El traje rojo, no pasa a ser más que una anécdota en el mundo real, alguien que se moviese a casi la velocidad de la luz sería imperceptible visualmente, podría incluso correr desnudo, y cada vez que se acercase hacia nosotros se vería azul, caso contrario, si se alejase, se vería rojo, todo en virtud del efecto Doppler, y me pregunto ¿de aquí habrá salido la idea de Superman Red/Blue?, ¿nadie se acuerda de eso?, mejor, mucho mejor…

Si corriese en el mundo real, probablemente, no lo podríamos ver a su supervelocidad, pero si sabríamos que está aquí, lo sentiríamos pasar por el lado, el golpe sónico que se produce que cada vez que se rompe la barrera del sonido justo a unos metros de tus tímpanos, haría que la firma de Flash fuese en el mejor de los casos una no muy agradable sordera temporal, y no serían rayos amarillos los que dejase como estela al pasar el corredor escarlata, sería más bien, una larga fila con personas a las que les sangran los oídos, por eso siempre es mejor que los cómics sean eso: pura ficción, por lo menos “el ruido de Flash“.

El Flash de la Silver Age y de la Bronze Age (que en mi adolescencia se llamaba “Dark Age”) se consagra más que un viajero en el espacio, en un viajero en el continuo espacio-tiempo, y sus acciones, su pasado, alterando su presente, modificando su futuro, producen consecuencias en el vasto universo DC, así. las series como Flashpoint o en cierto sentido su ahora seudo muerte en “Crisis en tierras infinitas“.

Antes de Flashpoint, antes de que Marty McFly tocara “Jhonny Be Good” (incluso antes que Chuck Berry la compusiera) o la sobreutilización de la paradoja del abuelo en ciencia ficción, Ray Bradbury, con su preciosa prosa poética y su absoluta maestría escribe uno de los mejores cuentos de ciencia ficción, viajes en el tiempo y paradojas temporales que se haya escrito jamás, en “Las doradas manzanas del sol“,  el cuento “El ruido de un trueno”, juega con las líneas temporales y una interpretación de la teoría del caos, y los cambios que puede produce una mariposa en el universo, como sólo el maestro Bradbury lo puede hacer.

El Especial “Flash cómic 75 años (1940-2015)“, contiene ocho historias auto conclusivas, en alguna de ellas corre Barry Allen, con su primera aparición , en otras Jay Garrick y su primera aparición, y en otras ambos corredores, a través de los tiempos y de las dimensiones.

Bonita edición, portada dura, con guardas negras con un dibujo de un sonriente Jay Garrick en el centro de un círculo blanco ¿las historias que contiene?, nada del otro mundo, primeras apariciones, primer encuentro, en “Flash el hombre mas rápido del mundo muerto“, al final de la primera historia, Barry Allen, parece romper la cuarta pared en la última viñeta, quizás una cita a Miguel de Unamuno y su “Niebla“, quizás no, pero esa es la segunda regla de la fantasía, se pueda citar y recitar mil veces, hacer remakes de remakes, y nadie se muere ¿o si?.

2016-02-24 21.28.58

En esta edición conmemorativa aparecen dos de los tres mas importantes Flashs del universo DC, en eso se cae, falta alguna historia del que personalmente soy fan, Wally West; de sus 25 años de correr por tiempo y espacio ¿no fue posible rescatar una sola de sus historias?.

Si, por que desde “Crisis …”a “Crisis…“, el fue el corredor escarlata de lo que actualmente se denomina “Dark Age”, el corrio contra Quick Silver en la in-olvidable DC versus Marvel, el hablo con Fidel Castro respecto del la cuestión cubana en “Invasión”, cuando debió ir a Cuba a liberar a la tierra de esa maldita liga de extraterrestres invasores, el fue uno de los amigos de Kyle Rainerel ultimo Green Lantern“, él, asistió al “Funeral por un amigo” cuando “The Death of Superman” estaba de moda, el corrio contra Superman varias veces, en una ganaría el ultimo kriptoniano, carrera que tenia como argumento una jugarreta de MXYZPLK, quien hará la revelación sobre su verdadera identidad emocional en la imperdible ¿ Que ocurrió con el Hombre del Mañana?, guionizada por Alan Moore, dibujada por Curt Swan y George Perez, ¿ se puede dar otra razón como esa para que te gusten los cómics superheroicos?, dejo la pregunta hecha para todas las dimensiones.

2016-02-24 21.25.11

76 años después, Flash es Barry Allen, y sigue corriendo, y aunque yo debería haber escrito este artículo el año pasado, y por muchas razones no lo hice (una de ellas era que no escribía aquí), lo hago ahora, porque dudo andar por aquí para el 80 aniversario, para los 100, probablemente varios van a faltar, y para los 150 aniversario, ni los gatitos de los videos de Youtube van a estar vivos, sí, eso duele…

Hoy el universo DC se llena de rayos amarillos alrededor de un traje rojo, y el hombre más rápido de la tierra (excluyendo a Usain Bolt) corre, ahora, es un metahumano, con un metagen, algo más que un guiño al argumento de los X-mens de los 90; con o sin Speed Force, esperando que el “bueno” de Geoff Johns saque a nuestro Wally West del limbo temporal en que esté.

Cada primer Flash que tu hayas leído, será tu super héroe viajero por el tiempo y espacio favorito, contando los aleteos de un picaflor, deteniendo una bala en el aire, por que el mejor de todos será el que cada uno elija, como me paso a mi (esperando resuciten a Wally West) empiezo en este momento a despedirme, gracias por llegar hasta aquí, sin poder viajar por el continuo espacio temporal agradezco hallas dedicado tu tiempo en este artículo, y mientras tomo cerveza, será hasta la próxima, saludos….

2016-02-24 21.27.55Posdata: Unamuno, Moore, Infantino, Bradbury, Fox, todos esos nombres, son nada más que lágrimas bajo la lluvia, salvo que sean leídos, por que cada vez que eso sucede, caemos en el delicioso laberinto de sus palabras o sus dibujos, como lo entendí alguna vez de él, este artículo, en lo pobre que es, está dedicado a la memoria de don Humberto Eco, a quien aprendi a leer a los 22 en “Como hacer una tesis“, a los 32, “Historia de la belleza“, “Arte y belleza en la estética medieval“, “Semiótica y filosofía del lenguaje” entre otras, varias otras, como un no tan joven Adso, esperando la ayuda de su maestro, este artículo Frikie, es dedicado a la memoria de don Humberto, donde quiera que se encuentre… se le extrañará.

FUENTES FOTOGRAFICAS:
“75 Años de Flash”, editorial ECC, España, 2015.
“JLA: Libertad y justicia parte dos”, Unlimited Chile, 2011.
“Flash : Renacimiento parte dos”, editorial Unlimited, Chile, 2011.
Umberto Eco, “Historia de las tierras y los lugares legendarios”, Editorial Lumen, Italia, 2013.