Abril del 2012 fue la fecha en que vio la luz un nuevo proyecto de webcomic chileno llamado “El Viudo”, de la mano de Futuro Esplendor, la espalda editorial que tuvo el personaje en ese momento.

“El Viudo” cuenta las aventuras de un vengador anónimo en el Santiago de la década de los 50s cuyo campo de acción son los crímenes sociales y la defensa de los más débiles, en una de las épocas más tumultuosas y menos recordadas de la historia chilena reciente.

Su primera historia fue “El fin del luto”, la que relataba como el héroe desbarataba una red de prostitución infantil investigando sectores como Estación Central, el barrio Franklin y Recoleta (pueden leerla acá) y contó con los créditos de Gonzalo Oyanedel en el guión, Rodrigo Campos en el dibujo, Cristian Docolomansky en las tintas y Oscar Salas en la rotulación y edición del proyecto.

Hoy “El Viudo” está ad portas de convertirse en un proyecto que deja su soporte digital para pasar al tradicional y querido papel en uno de los pasos más importantes para el equipo realizador con su historia “La cueca del manco”. Para conversar del personaje, de su futuro y de esta nueva apuesta conversamos con Oscar y Gonzalo.

Antes de hablar del Viudo, ¿por qué nace Futuro Esplendor?

Gonzalo Oyanedel y Oscar Salas, de Futuro Esplendor.
Gonzalo Oyanedel y Oscar Salas, de Futuro Esplendor.

El tema en realidad fue al revés, primero nació el personaje de El Viudo y un minuto después nació Futuro Esplendor, que representa el marco donde se iba a desarrollar este personaje, las reglas que lo iban a regir.

El personaje siempre fue pensado de una manera muy realista, no queríamos un escenario tipo “que pasaría si Batman estuviese en Santiago”, sino que queríamos que Santiago fuera un protagonista más de la historia. Para desarrollarlo hubo mucha investigación. Los años 50 son la época pulp de Chile, fue un tiempo de muchos cambios, mucha migración campo-ciudad que redefine su forma con la proliferación de las poblaciones callampas, tienes también el auge de la radio, los periodistas como agentes de cambio, es un Chile que se está abriendo pero a la vez también es un Chile que sale de una resaca.

Los colores de Futuro Esplendor son Rojo y Negro y tienen un significado doble, por una parte son los colores de la matriz de impresión de aquellos años, como “Condorito”, por otra parte representa la invitación a soñar a ser un país grande hecha por Pedro Aguirre Cerda que se trunca con su muerte, es un futuro esplendor que nunca llega a concretarse y quedó ese dolor de lo que pudo haber sido.

La selección de la época también tiene que ver con que, además de ser un período oscuro que permitía mucha investigación y desarrollo, queríamos diferenciarnos y no hacer lo mismo que hicieron muchos hace 2 o más años atrás, que fue la ucronía, que la valoramos y respetamos mucho, pero no queríamos volver a contar de nuevo lo mismo, además que no éramos nadie para subirnos a este carro que ya estaba en marcha.

¿Cuál es la historia del viudo?, ¿qué lo mueve?, ¿por qué empieza a hacer justicia?

Portada de El Viudo: El Fin del LutoEs una buena pregunta, que no sé si se pueda contar sin leer la historia en si, lo que te puedo contar es que El Viudo es alguien que un día se cansó, que se aburrió de esperar que sea otro el que ayude a la abuela que están asaltando, en ese sentido nos preocupamos de no darle un origen al viudo, no es un aristócrata que perdió a los padres ni llegó en una nave espacial.

Es un poco lo que pasa con James Bond, que tampoco tiene un origen, no es importante de donde viene si no donde está, que es lo que hace. De hecho a medida que se desarrolla la historia el personaje se va desarmando un poco por las cosas que le toca vivir a pesar de que el eligió estar ahí. Como humanos somos especialistas en no asumir la responsabilidad por lo que hacemos, el Viudo es que se hace cargo, de hecho él nunca se llama a sí mismo de esa forma, es la gente la que lo llama así.

¿Cuál es la redención que busca el personaje, va a terminar su trabajo en algún momento?

No sé, hay una pregunta que hace años se viene repitiendo y es el “hasta cuándo”, ¿hasta cuándo aguantamos que mueran niños sin atención en los hospitales?, ¿hasta cuándo aguantamos que los políticos nos roben? y sobre su redención, nosotros habitualmente dotamos al héroe de la visión judeo-cristiana del redentor, del elegido y eso es mentira, el héroe es alguien común, como tú o como yo.

También es importante el momento en que el Viudo asumió su misión, la viudez puede extenderse pero parte en un momento, responde a algo, por eso tampoco es importante el origen, lo importante es que el se hizo cargo, hay un dolor que se echa al hombro, ¿hasta cuándo?, hasta que sea necesario, algún día va a colgar el sombrero.

Como dicen ustedes, el viudo responde a la demanda social del momento, un escenario similar a lo que vemos hoy, ¿tiene lugar el Viudo en nuestros días?, ¿un Viudo 2014?

¿Porqué no?, la historia de Chile es muy cíclica, hoy en día sería más complicado el escenario pero la injusticia social siempre está. El tema del Viudo, cuando entiendes el concepto, tiene más que ver que con la forma. Hay algo que como editor me gusta mucho, que en el libro que está por salir, el personaje no usa un uniforme, es ropa que cualquiera puede tener en el closet, el Viudo no es forma es función y eventualmente en el 2014, quizás no va a ser alguien que va a salir a las calles pero si un reportero, un motoquero.

Si lo vemos como un superhéroe, los poderes del Viudo son la información, las redes, la acción directa y eso se puede aplicar en cualquier momento, hoy en día hay mucha gente que hace mucha investigación para revelar redes de corrupción contra las represalias que pueda haber, mientras haya injusticia social siempre va a haber momento para un Viudo.

Entre”El fin del luto” y “La cueca del manco” hay un salto de calidad notorio en el trabajo del dibujante Rodrigo Campos

La Cueca del MancoPasó el tiempo, pasaron 2 años, le pasa a todos los artistas incluso dentro de una misma colección, tu tomas el primer y el último número y son distintos. Rodrigo, que es un chico que viene del mundo de los superhéroes, admirador de Jim Lee, tiene que haber sufrido dibujando edificios, ropa de los 50s, tuvo una evolución, pasó de “El fin del luto” que tiene un estilo mucho más expresionista, más fiel a lo que era el cómic de esos años a un dibujo más propio, más reconocible. Rodrigo evolucionó y aprendió mucho, todos aprendimos mucho.

También está el trabajo con la dupla, el entintador. Cristian Docolomansky en “El fin del luto” era un entintador novel, que entintaba de distinta forma una misma página, hoy en día el tipo ya tiene un sello, entinta de esa manera y ya lo puedes reconocer, además tenemos un tercer dibujante que es Juan Nitrox Márquez, que él actúa como editor de arte de la obra completa, que ayuda a encontrar ese sello porque por el tipo de historias que contamos, el Viudo no es para cualquier dibujante.

¿Cuál es el escenario “económico” que enfrenta el Viudo impreso?

Hay que tener claro que el boom del cómic chileno se acabó, se acabó el año pasado y lo sabe y lo ha dicho mucha gente, por eso era importante tener claro como queríamos hacer el Viudo porque iba a salir después de que se termine el boom, las personas que se quedan, los comics que se vendan va a ser por mérito propio no porque simplemente hay una moda, de hecho creo que de los 5.000 compradores de comics chilenos ahora hay solamente 2.000. Como intento de medio de comic tenemos que aprender de las lecciones de humildad de otros que se han pegado tortazos por no entender eso.

Como el mercado es chico nosotros apostamos por la eficiencia, por entregar un producto de calidad, que si la gente se va a gastar su plata en un comic chileno, que reciban el mejor producto que puedan. El Viudo impreso, una vez que esté en la calle se va a defender por si mismo.

¿Qué es lo que van a encontrar en “La cueca del manco” los lectores antiguos y los lectores nuevos?

Lo primero es aclarar que son los lectores antiguos, de la web, lo que siempre nos preguntan “¿y cuándo salen en papel’”, a nivel de contundencia, va a haber un desarrollo más generoso de los personajes que acompañan al Viudo, van a ver un protagonista que no solamente es pegar combos y disparar. El lector nuevo va a encontrar un personaje que se mueve en Chile, un Chile “de verdad”, que no recurre al facilismo de recursos fantásticos y que propone una revisión que históricamente Chile merece, que lo hemos visto en el cine, en la canción, pero no siempre en la historieta.

A nivel editorial, los lectores que han leído el magazine, lo van a encontrar recopilado, además nos hemos preocupado de “remasterizar” las páginas, el arte final que se van a encontrar en el libro no es el mismo que está en la web, hay hartos retoques y hay una suerte de pulido completo a las páginas y para los nuevos lectores, apostamos a que se encuentren con un producto atractivo, novedoso, que parezca un cómic que no está hecho en Chile, no porque el cómic chileno sea malo sino que porque responde a otros cánones.

La Cueca del Manco

Así terminamos nuestra conversación, invitándolos desde ya a darse una vuelta por la web de este gran proyecto (en calidad y envergadura) y se preparen para recibir “La cueca del manco” cuando ya esté en tiendas. También pueden seguir a Editorial Dogitia, la casa editorial creada para respaldar al Viudo en papel. Desde Hijos delÁtomo deseamos mucho éxito a todo el equipo.