Hoy en cómic latinoamericano: Los años de Allende, por Carlos Reyes y Rodrigo Elgueta

En febrero del 2015 a más de cuatro décadas del violento término de la presidencia de Salvador Allende Gossens y la instauración de una dictadura cívico militar en Chile que va a durar diecisiete años, los autores Carlos Reyes y Rodrigo Elgueta relatan en viñetas y globos de diálogo los esperanzados, turbulentos y controversiales años del gobierno de la Unidad Popular. Hoy comentamos “Los Años de Allende”.Los Años de Allende

El cómic nos sitúa a fines de agosto de 1970, y la llegada a Chile de un corresponsal norteamericano, John Nitsch, enviado a cubrir las elecciones presidenciales en el país, que podría poner al primer socialista en el mundo en un gobierno a través del camino de las urnas.

Los Años de Allende

Nitsch llega a una tierra que se divide entre un pre-industrialismo que vive en la pobreza, y los sueños de hippismo  de un ilusorio país desarrollado del hemisferio norte. A través de sus ojos, nos relata la situación económica, social y política chilena de los meses previos a la elección presidencial de Salvador Allende y los tres años de su gobierno, algo así como la versión en cómic del personaje del doctor Nicholas Garrigan (James McAvoy) en la película “The Last King of Scotland” de Kevin MacDonald, sintiendo a las fuerzas políticas en pugna, analizando los hechos, esbozando conclusiones.

Los Años de Allende

El dibujo, agradable, bonito, un guiño hace a la ilustración de los años 70, blanco, negro y escala de grises. Juego con las viñetas, por ejemplo fotografías de la época como el bombardeo a la Casa de Gobierno de Chile a dos paginas. Se agradece el riesgo en reestructurar la disposición de las viñetas para acentuar ciertos arcos en el relato.

Los Años de Allende

John Nitsch se relaciona con la sociedad nacional de diversas formas: la embajada de E.E.U.U. que representa los intereses internacionales y nacionales económicos en el país, con el gobierno norteamericano y la CIA de orquestadores; la juventud chilena, Claudia y José quienes le enseñan la explosión cultural de la Unidad Popular, desde los conciertos de la Nueva Canción Chilena, hasta la mítica editorial Quimantú; un taxista, Marcelo que representa al chileno de a pie, el que sabe que tendrá que salir a trabajar sea quien sea el próximo Presidente, que trata de hacer su vida en un país convulso.

Los Años de Allende

Sí, puedes adivinar, Claudia se vuelve el interés amoroso del protagonista, quien podría ser perfectamente reemplazado por una ama de casa, una estudiante de intercambio o un artista que por esos días visita el país; Jhon poco y nada suma a la historia. No esperes un gran desarrollo psicológico ni biográfico de los personajes en este cómic, se relatan hechos históricos sin tomar alguna posición en los mismos, se suceden asesinatos políticos, intrigas, declaraciones públicas, las diversas visiones de los mismos sucesos, movimientos sociales en todos los colores y sentidos, pero más allá de una historia ilustrada no vas a encontrar. ¿Recuerdas la serie “Érase una vez el hombre” de Albert Barillé? “Los Años de Allende” es el capítulo de “Érase una vez la vía chilena al socialismo”,  contado entre viñetas y globos de diálogo.

Los Años de Allende

Los Años de Allende

124 páginas, buen dibujo, hardcover, una historia novelada de los años que aún marcan a la sociedad chilena, contado para todo público en formato novela gráfica, por todo esto te recomiendo leer “Los Años de Allende” una historia ilustrada de los acontecimientos políticos y sociales más importantes en Chile desde agosto de 1970 a septiembre de 1973. Aunque los hechos pasen, la historia se seguirá contando…