Hace poco más de un mes, vio la luz la nueva gran propuesta de DC Comics: Rebirth #1. Para muchos, es el intento desesperado de DC por reiniciar su universo luego del mal recibimiento que había tenido la compañía durante buena parte de sus números publicados bajo el alero de The New 52. Mientras que para otros, es la oportunidad de retomar lo mejor del pasado, mezclarlo con lo bueno del presente y a partir de eso entregar un producto totalmente nuevo de cara al futuro. Yo no sé hacia cuál de las dos opciones estará orientado el cómic, y tampoco puedo aventurar cómo serán los próximos números de Rebirth y sus distintas repercusiones en las historias individuales; pero sí puedo decirles que, a éste número, vale la pena darle una oportunidad.

La historia comienza con la presentación del protagonista, Wally West. Pero, ¿quién es Wally West?

Si, al igual que yo, conoces vagamente el mundo de los cómics de DC, no te preocupes. El personaje mismo te cuenta rápidamente su historia, dando a conocer lo esencial y necesario para entender sus propósitos en el número que nos convoca. Así es como iniciamos una aventura llevados de la mano por el velocista, donde nos presenta sus planes y miedos mientras vive un momento que es tan peligroso como interesante.

Main Wally West ReturnsY si bien Wally nos habla en un primer momento, a medida que el cómic avanza nos vamos vamos transformando, literalmente, en los ojos de Wally.

Las 80 páginas que trae este número están divididas en cuatro capítulos que, si bien son independientes, tienen a West como elemento transversal en cada una de ellas, haciendo que la narración sea de la única forma que podría ser para un velocista: rápida. La lectura rápidamente se hace muy ágil y fácil de llevar, a pesar de que, por ejemplo, se lea en inglés, como fue mi caso.

Lee también:  Watchmen, parte I

Sin embargo, el principal problema que se puede encontrar en este primer número es que, al tener cuatro capítulos que funcionan de forma independiente, se aluden a distintos eventos ocurridos en la historia del Multiverso de DC Comics. Y si bien algunos se explican brevemente, otros simplemente quedan sujetos a la biblioteca comiquera del lector. Entonces, si bien la historia funciona de forma independiente, es necesario tener un conocimiento general de algunas importantes historias de la editorial, como Watchmen Flashpoint.

Rebirth-1-Wally-West-666x1024Por otra parte, el aspecto visual del cómic está en un altísimo nivel. Los dibujos  presentan lujo de detalle y un color que llama la atención del lector inmediatamente. Al ser West el hilo conductor de la historia, buena parte de esta se desarrolla en movimiento, cosa que el dibujo logra reflejar a la perfección.

De esta manera, la mezcla entre la buena historia y el grandioso dibujo, hace que podamos disfrutar al máximo la lucha de Wally por salir de la fuerza natural y cóscmica conocida como SpeedForce. Ya que, de no lograr su cometido, no le quedará más remedio que perder sus recuerdos y hacerse uno con la fuerza que le da su poder a todos los velocistas del multiverso DC.

RebirthCon guión de Geoff Johns y arte de Ivan Reis, Phil Jimenez, Ethan Van Sciver y Gary Frank; DC Rebirth #1 es un cómic totalmente recomendable. Que tiene un precio bastante accesible, y por el que, sin dudas, vale la pena pagar. Una historia interesante, bien contada, acompañada de un dibujo atractivo y distribuido en 80 páginas que te dejan con ganas de saber qué viene.

Lee también:  Black Hammer, ¿vuelven los héroes a Dark Horse?

Sin lugar a dudas, es imposible presagiar si DC logrará mantener la misma calidad en los números venideros, pero lo que sí es seguro, es que este primer número es un puntapié inicial potente, interesante, que independiente de lo que pase en el futuro, da lo mejor de sí para llenar de esperanza a los fanáticos del noveno arte. Pero por sobre todas las cosas, busca devolverle la esperanza al que siempre estuvo ahí, esperando por un futuro mejor: el fan de DC Comics.

Encuentra DC Rebirth #1 en Amazon