Con el éxito en el cine de Los Vengadores y con Warner por su lado, intentando cimentar el camino para su versión de la Liga de La Justicia,  este es un excelente momento para recordar cuando ambos grupos se vieron las caras en los comics.

Fue hace ya más de 10 años que se concretaba uno de los crossover más postergados  – y esperados – de la historia de las dos populares editoriales de superhéroes. Se trataba de la unión de los dos grupos más poderosos de cada una, La Liga de la Justicia por parte de DC Comics y Los Vengadores por parte de Marvel. Publicada originalmente en USA en cuatro partes de salida mensual (con el último número sufriendo los infaltables retrasos) la saga tuvo este orden : JLA / Avengers 1, 3 (septiembre y diciembre 2003) publicado por DC Comics y Avengers / JLA 2, 4 (octubre 2003 y mayo de 2004) publicado por Marvel. La saga ha tenido diversas ediciones en español como la de Vid, Planeta de Agostini en formato Absolute y la de cuatro grapas de Forum.

Portadas de la edición Forum
La edición ocupada para esta reseña

Ese postergado y largo camino

Este fue un proyecto que se arrastró por décadas, de hecho a finales de los 70’ ya estaban las primeras conversaciones y en mayo de 1983 estuvo incluso prevista su publicación, con autores como Gerry Conway, guionista la muerte de Gwen Stacy, Roy Thomas y en los lápices el gran George Pérez. O sea, había un equipo que prometía, de hecho ya llevaba 21 páginas dibujadas cuando desacuerdos editoriales impidieron su publicación, quedando congelado el proyecto por 20 años.

El enfrentamiento que pudimos haber visto en los ´80
El enfrentamiento que pudimos haber visto en los ´80

Sin embargo en el 2002, ambas editoriales acuerdan retomar el proyecto con un George Pérez consolidado y Kurt Busiek, quienes en 1997 ya habían trabajado juntos en el regreso de la formación clásica de Los Vengadores, más algunos personajes nuevos. Otra vez se armaba un equipo apto para llevar adelante el proyecto y de que forma.

JLA / Avengers: ese épico cruce de universos

Este proyecto se comenzó de cero y no de las bases de la historia de principios de los 80 donde se contemplaba a Kang, El Conquistador y al Amo del Tiempo como los principales antagonistas. Ahora el villano principal es Krona, que pertenece a la raza de los Guardianes del Universo (creadores de los Manhunters y los Linternas Verdes) en su cruzada buscando el conocimiento sobre la creación del universo, acción que lo lleva a destruir por su mano lo que esté a su paso. Lo primero que cae es el planeta Polemachus en el universo Marvel y en DC el mundo de Qward con el Sindicato del Crimen incluido.

Comienzan las anomalías en ambas realidades, en la tierra DC la Liga se enfrenta a Terminus (enemigo de los Vengadores) mientras en la realidad Marvel en Nueva York los Vengadores se enfrentan a Starro, quien fue la primera amenaza a quién se enfrentó la Liga de la Justicia. Esto no sólo sucede en la tierra ya que en otros planetas se registran invasiones de los Skrull a Thanagar (planeta del hombre y mujer Halcón) y Lobo invadiendo el Imperio Shi’ar, entre muchas referencias más que aparecerán a lo largo de esta saga.

El avance letal de Krona es detenido temporalmente por el Gran Maestro quién es un jugador cósmico de la realidad Marvel y con tal de salvar su universo le revela que sabe de un ser que asistió a la creación de su Universo y conoce lo que existía antes, este ser es Galactus, el Devorador de Mundos. Así, lo desafía a que por medio de los más poderosos equipos de cada mundo consigan la mayor cantidad de los doce objetos de poder que están repartidos entre ambos cosmos, quien gane conseguirá salvar su universo.

Pero Krona exige que su grupo sean Los Vengadores y por ende La Liga pasa a ser el grupo que defienda los intereses del Gran Maestro, quien se confabula con Metrón para persuadir a ambas agrupaciones a conseguir los doce objetos (el Nulificador Supremo, Las Gemas del Infinito, el Cetro de Watoomb, el Cofre de los Antiguos Inviernos, el Ojo del Mal y el Cubo Cósmico, la Campana/Rueda/Vasija, el Orbe de Ra, la Máscara de Medusa, la Lanza del Destino, el Libro del Destino y la batería de Energía de Linterna Verde). Si Krona gana, el conocimiento de Galactus será suyo aunque ello conlleve a destruir el universo Marvel, si pierde se retirará en paz.

Los equipos buscando los 12 elementos mágicos
Los equipos buscando los 12 elementos mágicos

La búsqueda de estos objetos abarca las dos primeras partes de la historia, en una muy entretenida y fluida narración con excelentes dibujos y grandes batallas que muchos esperábamos ver para responder preguntas tan simples como ¿quién es el más fuerte?. También destaco la reacción y como se ven afectados los héroes cuando se encuentran en la realidad de sus contrincantes, como Flash que pierde su velocidad en la realidad Marvel o Bruja Escarlata cuyos poderes se maximizan y descontrolan por la magia del caos existente en el Universo DC.

Esto lleva al inesperado final del tomo 2 donde no hay empates, si no un grupo ganador de la búsqueda, pero se descubren los verdaderos planes tras esta tarea y las consecuencias que conlleva, lo que nos conduce a la tercera parte. Acá los autores juegan con ambos universos fusionados donde, a partir de sus vastos conocimientos de ambas agrupaciones, desarrollan un sin fin de posibilidades y realidades alternativas que distorsionan los verdaderos recuerdos que sólo Superman y Capitán América comienzan a percibir cada vez más.

Se producen interesantes quiebres en la trama apoyados por acertadas modificaciones gráficas y espectaculares dobles páginas. Quiero destacar el repaso que se hace a los grandes conflictos y tragedias de cada agrupación. Una vez que deciden luchar por restablecer la realidad para salvar ambos universos, se da comienzo al último capítulo donde la explosiva batalla final se lleva la mayor parte de las páginas.

Respeto, coherencia y amor por los personajes

Un defecto de esta historia es el hecho de que ostenta una gran documentación histórica y una tremenda cantidad de personajes de ambas editoriales (no sólo de ambos grupos) dando la sensación que esta aventura fue pensada para el coleccionista detallista. La primera vez que lo leí sabía un poco más de la Liga y casi nada de los Vengadores salvo los personajes principales, pero no por esto deja de ser una aventura que entretiene y mucho, ya que se dan una cantidad de enfrentamientos que la gran mayoría siempre anheló y que cuenta con un dibujante muy calificado, como lo es el gran George Pérez, así que para ellos el comic es recomendable de todas maneras. Ahora, si es primera vez que leen algo de ambas agrupaciones no creo que éste debiese ser el punto de partida ya que van haber muchos temas que pueden no entender. El otro punto bajo es que el 4to tomo tiene una batalla final que se extiende más de lo debido, con unos cambios de alineaciones casi viñeta tras viñeta que puede llegar a marear y en este punto el equipo creativo si pecó de querer abarcarlo todo.

Las batallas cósmicas de George Pérez
Las batallas cósmicas de George Pérez

Desde el punto de vista del fan, que conoce la historia de ambas agrupaciones, este es un crossover mágico, ya que desde el principio van encontrar infinidad de referencias, guiños y fusiones que en muchos casos bordea la genialidad. De partida la elección de los antagonistas, que no son los más populares, podrían haberse decantado por un Darkseid, Ultrón, o Thanos e incluso el mismo Lex Luthor, pero sin duda cuadran perfecto en la trama. Ver como manejan las personalidades de los miembros de cada grupo también se agradece. Hay acciones que explican, por ejemplo, porque Batman y Capitán América, sin ser los más poderosos, terminan siendo líderes de sus agrupaciones y van más allá del enfrentamiento a los puños.

Se valora que la dupla creativa haya intentado ir más allá del cliché de este tipo de historias (enemigos que se alían / enfrentamiento de héroes contra héroes inducidos por engaño / héroes descubren quién es el enemigo / héroes atacan al enemigo) aspecto que innegablemente está, pero los autores le dan varias vueltas de tuerca.

Lo que más aprecio de los señores Busiek y Perez, es el amor que demuestran por los personajes y que queda plasmado en cada viñeta, con momentos épicos y otros entrañables que remecerán nuestro espíritu ñoño. Esto no es un crossover de mediados de los 90 como lo fue Marvel vs DC y el posterior universo Amalgam, que no criticaré ya que muchas de sus historias cumplen con entretener, pero los personajes que se usaron y la resolución de sus batallas se basaron en un tema de popularidad, independiente que el resultado sea o no coherente. Sin embargo JLA / Vengadores si cumple con los cánones de coherencia que uno esperaría para cada integrante, donde los ganadores de batallas no siempre son los más populares. Las acciones tienen un porqué y terminas diciendo “si, es así como reaccionarían ante tal situación”, lo que demuestra que la historia la desarrolló una dupla muy capacitada, armando para mi uno de los choques de universos más logrado, entretenido, coherente y respetuoso que hemos visto y definitivamente eso se valora.

Los más poderosos del universo comiquero reunidos
Los más poderosos del universo comiquero reunidos