Lee también:

Llegamos al tercer volumen de esta renovada entrega de The Sandman, publicada en Chile por Unlimited Cómics. Los créditos se mantienen: Neil Gaiman en el guión y Sam Kieth en la ilustración, pero esta vez se suma Malcolm Jones III. La historia continúa con la búsqueda de Morpheus, aunque se toma una pausa para presentar y contextualizar al Dr. Dee —también conocido como Dr. Destiny— personaje crucial para la historia.

Sigo sin disfrutar totalmente el dibujo, pero la historia se pone cada vez mejor. A continuación lo más destacado de las dos partes que componen esta edición, que espero hayas disfrutado tanto como yo.

The Sandman #5: Passengers

Arte de Dave McKean
Arte de Dave McKean

Seguimos con los cameos de DC: Scott Free, Granny Goodness, Martian Manhunter y el que más me ha gustado de todos, The Scarecrow, hacen apariciones en este número cruzándose en la historia y en algunos casos dando pistas a Morpheus para continuar su misión.

Si bien esta es la historia principal, como ya dije anteriormente, descansamos un poco de eso en este volumen para conocer a un antagonista bastante escalofriante: Dee, ex Dr. Destiny, quien supone un gran obstáculo para los fines de nuestro protagonista.

Conocemos un poco de su historia y si su aspecto ya es bastante abrumador, eso no es nada comparado con la frialdad que puede proyectar, es un personaje que no tiene nada que perder y mucho que ganar.

The Sandman #6: 24 Hours

Arte de Dave McKean
Arte de Dave McKean

Es impresionante como Neil Gaiman usa a personajes totalmente secundarios para introducir la historia, haciéndolos casi imprescindibles y enriqueciendo de manera única el relato.

Técnicamente, este capítulo es magistral, el uso que hacen de los cuadros y el ritmo que logran para contar la historia demuestra que con una novela gráfica se puede hacer mucho más que solo dibujar, cada encuadre tiene su función y fortalece la narración, haciéndola rápida y entretenida.

Creo que es uno de los fragmentos de cómic más perturbadores que he leído, si bien no se profundiza, se mencionan temas que para esa fecha debieron haber sido bastante arriesgados de abordar. Vemos lo que es capaz de hacer Dr. Dee, y lo mejor/peor de todo son sus razones: sólo porque puede.

Al leer, me arriesgo a decir que te darás cuenta de que esta saga solo se pone mejor con cada número, y el último momento de la entrega solo te dejará impaciente por el siguiente capítulo.

En las redes sociales

Mila sigue compartiendo con nosotros sus fotos y opiniones de The Sandman en las redes sociales.

Tú también puedes compartir con nosotros usando el hashtag #SandmanHdA.