Hoy comenzamos a comentar The Sandman, escrito por Neil Gaiman. En esta primera parte revisamos los dos primeros números de la colección.

Te recomiendo leer The Sandman #1 y #2 antes de leer este artículo. Ambos números forman parte del arco argumental Preludes & Nocturnes (Preludios y Nocturnos), que Unlimited Cómics ha empezado a publicar hoy en kioskos de Chile, pero que también puedes encontrar en tiendas especializadas, y online en su versión original en inglés en Amazon.com o BookDepository.com.

The Sandman #1: Sleep of the Just (El Sueño de los Justos)

Arte de Dave McKean
Arte de Dave McKean

En el inglés británico, la expresión “the sleep of the just” hace referencia a un sueño profundo e ininterrumpido. Y es precisamente eso lo que vemos en este número: cuando Morpheus es capturado, muchas personas sueñan el sueño de los justos.

Una de las características de esta obra de Neil Gaiman que siempre ha llamado mi atención, es la cantidad de ideas que el autor siembra en cada número, y que posteriormente revisita y extiende en formas insospechadas. Este primer número tiene varias de esas semillas que se convertirán en historias importantes más adelante en la saga.

Una de las cosas que me gustan de este número es la aparición de una pareja gay en la historia. Me gusta porque la orientación sexual de los personajes no es la característica que los define, ni es el punto focal de la historia. Así, Neil Gaiman daba cátedra sobre cómo escribir personajes LGBT hace 25 años: igual que cualquier otro personaje no más.

El arte de este número corre por cuenta de Sam Kieth en dibujos, y Mike Dringenberg en tintas, con colores de Daniel Vozzo. El arte es el esperado para la época en el que fue publicado originalmente, pero nunca fue de mi entero agrado. Al menos la edición que yo estoy leyendo, llamada “Absolute”, ha sido recoloreada, con colores que funcionan mejor con las técnicas de impresión actuales.

Las letras en inglés son de Todd Klein, y son fantásticas, sobre todo en la versión Absolute. Hay que recordar que las letras blancas en fondo negro para Morpheus no siempre se leían bien en la publicación original. Es por eso que Klein, en efecto, estaba en contra de la idea de usar globos de texto negro. Pero Karen Berger, la editora de la serie, insistió y el resto es historia: Morpheus adquirió una voz única gracias a las letras de Klein, en color blanco sobre globos negros.

Mi momento favorito en este número es cuando Morpheus condena a Alex Burgess al despertar eterno. Porque todos hemos soñado que despertamos, sólo para descubrir que seguimos soñando. ¿Y si eso ocurriera por el resto de tu vida?

The Sandman #2: Imperfect Hosts (Anfitriones Imperfectos)

Arte de Dave McKean
Arte de Dave McKean

Morpheus, al fin libre, hace su camino de vuelta al reino de los sueños, su dominio. Y nuevamente Gaiman nos presenta un montón de ideas y personaes que serán expandidos más adelante en la serie.

Pero en este número, Gaiman aún intentaba ubicar a The Sandman dentro del Universo DC. Vemos el Arkham Asylum y visitamos a John Dee. Vemos a la Liga de la Justicia. Y aunque son cameos entretenidos, resultan un poco fuera de lugar al considerar la obra completa. The Sandman, luego parte de Vertigo, evoluciona mejor lejos de la continuidad de DC.

El arte de este número es responsabilidad del mismo equipo artístico del número anterior. Y, de nuevo, no es de mi completo agrado.

Anfitriones Imperfectos resulta un número entretenido porque por primera vez vemos a algunos habitantes importantes de El Sueño. Pero además de servir para darle una misión a Morpheus, que lo ocupará por el resto de este arco argumental, el número no sirve de mucho más.

Mi parte favorita, sin lugar a dudas, es la introducción de Goldie.

Tu opinión

¿Qué te parecen a ti los números que abren la saga de Morpheus? ¿Qué edición estás leyendo? ¿Cuáles fueron tus partes favoritas? ¡Cuéntanos en los comentarios!

También puedes compartir tu lectura con nosotros usando el hashtag #SandmanHdA en tus redes sociales favoritas. Comparte fotos tuyas leyendo tu cómic, o imágenes de tus viñetas favoritas, la edición de Unlimited en el kiosko, ¡lo que tú quieras!

Y no dejes de volver la próxima semana para la segunda parte de Preludios y Nocturnos, donde comentaremos The Sandman #3 y #4 (revisa la programación aquí)