How to Talk to Girls es un cuento corto del renombrado Neil Gaiman, y que fue recientemente adaptado al formato de novela gráfica de la mano del trabajo de Fabio Moon y Gabriel Bá, y es espectacular. Léalo. Véalo, disfrute de la vibrante prosa de Gaiman y la brillante genialidad del arte, y explore la miríada de emociones que le asaltarán tras terminar.

How to Talk to Girls at PartiesLa belleza de How to Talk to Girls at Parties es a ratos desconcertante. Su título, que es en apariencia poco auspicioso, describe la acción, pero no la forma en la que sucede, y es ese el centro de su valor. Poco y nada se puede decir sobre la trama sin arruinar la sorpresa, pero los huesos de la historia son los siguientes: dos jóvenes ingleses en los 60 son invitados a una fiesta con chicas, y siendo ellos meros quinceañeros, y encima estudiantes de un internado solo de hombres, se encuentran tremendamente emocionados. Sin embargo, al llegar a la fiesta se encuentran con que la realidad era más compleja de lo que se esperaban.

Si conoces el trabajo de Neil Gaiman en cosas como Sandman o Coraline, sabes qué esperar. Si no te es familiar, no esperes superhéroes y mallas, y más bien mentalízate para algo un poco más complejo y un poco menos clásico. No podríamos dejar esta reseña sin mencionar la extraordinaria calidad del arte, que nos inclinan a pensar en que pese a que el cómic es una adaptación, esta es superior al original. El diseño de los personajes contribuye a su complejidad, y cada viñeta es intensamente expresiva.

En resumen, con una trama aparentemente simple pero una ejecución perfecta y compleja, personajes bien formados, una narración extraordinaria e ilustraciones y colores excepcionales, how to talk to girls es un must para quienes disfruten de las buenas historias.

Encuentra How to Talk to Girls at Parties en Amazon