Super Sons es un cómic que se estrenó el año pasado y que nos cuenta la aventuras de los hijos de Superman y Batman.

Damian Wayne, mejor conocido como el nuevo Robin, ya tiene alguna experiencia a sus espaldas. Mientras que Jonathan Kent es todavía un chico que está aprendiendo la extensión y límite de sus poderes.

La combinación de esta pareja resulta bastante divertida.

Super Sons Robin y Superboy

Super Sons: Dos Chicos en Apuros

Damian se cuela en la escuela de Jonathan para analizar la actitud del chico. Jonathan se comporta tal y como su padre, un boy scout de arriba abajo.

Luego de revelarse a Kent, Wayne encuentra la manera de conseguir que el chico se lance a la aventura con él. Superboy aún no puede volar, aunque es muy fuerte y resistente.

Lo mejor de este cómic viene de la relación entre los chicos. Robin apenas está intentando manipular a Superboy para tener una distracción y resolver el caso por su lado. Mientras tanto el joven Kent sabe que se están metiendo en aguas muy profundas para su edad e insiste continuamente que deberían llamar a sus padres.

Aunque los villanos no les darán mucho tiempo para eso. Así que tendrán que lidiar con los problemas por sí mismos lo cual, en cierta forma, es lo que queremos ver ¿no? Este es el título de los chicos, combatiendo por su lado.

Super Sons arranca con un ritmo ligeramente lento en sus primeras páginas, pero a mitad del primer número ya ha tomado un buen ritmo y este no decae en ningún momento.

Quizá los creadores exageran el aspecto de comedia en los primeros episodios, pero también veremos algunos momentos bastante dramáticos.

Super Sons un Arte Colorido

Me encanta el estilo y los diseños de los personajes. Muy a tono con lo que vemos en general con los títulos de DC de la actualidad.

Mi única queja a este respecto sería que los chicos se ven demasiado delgados y cabezones. Imagino que esto lo hacen con la intención de manifestar su juventud, pero creo que lo exageran un poco.

El caso es que incluso los otros personajes también lucen muy delgados.

Super Sons Ojos

Super Sons un Cómic difícil de soltar

Me dije que solo leería los primeros capítulos para hacerme una idea de esta serie. Pero para ser sincero, he tenido dificultades para soltarlo. Es sencillamente muy divertido.

La actitud de Damian es la misma que lo volvió impopular en las películas de “La Familia Batman” así que si tuviste problemas con él en estas cintas, quizá lo vuelvas a encontrar insufrible en este cómic.

Lo más curioso es que los demás personajes parecen estar de acuerdo con esa apreciación. Desde Alfred, que parece tolerar al chico apenas, hasta los propios Teen Titans quienes parecen estar hartos del pequeño.

Pienso que la personalidad de Damian forma parte de la ecuación. Es una suerte de Batman con mucha menos experiencia y sin los filtros sociales que crea la edad. Se cree el mejor y no tiene miedo de decirlo.

Por su lado el joven Kent es quizá aún más inocente que su padre. A diferencia de este, no es un muchacho solitario venido de otro planeta. Este es su mundo, y si en algún momento las cosas se ponen demasiado feas, siempre puede correr a papá ¿no es cierto? Al menos eso cree él.

La combianción de estos dos personajes da para un cómic genial que les recomiendo encarecidamente.

Puedes encontrar Super Sons en Amazon: