COMPARTE

Excluyendo el casi año que lleva Rebirth en las estanterías, y su innegable éxito comercial y de expectativas, la vieja Detective Comics produjo el año 2016 una serie que la alejaba de la mediocridad y autosuficiencia en la que venía cayendo desde ya hace un tiempo. Para ello, tres ingredientes: del cine y la televisión Max Landis; de la ilustración, una serie de dibujantes con distintos estilos, pero todos con una propuesta; y de DC, el superhéroe más conocido del mundo, ícono cultural pop en todos los idiomas, quién con más de 75 años, varias etapas, nuevos nacimientos y una que otra muerte, viste una vez más el traje con la S en el pecho, una novela sobre Superman, pero sin Superman, una historia nueva y sugerente de Clark Kent, una muy recomendable novela gráfica..una imperdible novela gráfica, eso es “Superman: American Alien”, y esta es mi personal mirada sobre ella, ¿me acompañas?

“TÚ tienes este cómic. Lo estÁs leyendo. Y tÚ piensas que tienes el control. Pero, eres débil, aun no puedes pronunciar mi nombre. Vamos, adelante, intÉntalo…”

MXYZPTLK , Superman: American alien

La gente detrás de American Alien

Max Landis (Chronicle, American UltraVictor Frankenstein ) cruza de las pantallas a las  viñetas, ¿quizás sea un nuevo Kevin Smith?, otro genio; pero por el momento lo tenemos escribiendo su primera novela gráfica, para una de las grandes, y con el más grande de todos los tiempos. De los lápices, podemos decir que “American…” se divide en siete números, o capítulos en el integral, a saber:

  • “Dove” dibujado por Dragotta colores de Guimaraes
  • “Hawk” por Lee
  • “Parrot” de la dupla Jones/ Renzi
  • “Owl” por Lee/ Chung
  • “Eagle” por Manapul
  • “Angel” por Case
  • “Valkyrie” por Jock Loughridge.

La historia desarrolla la niñez y juventud de Clark Kent, hasta completar su alter ego. Son historias autoconclusivas pero con un argumento lineal y único entre todas. Cada nombre a su vez hace un guiño al relato de la misma, con una duración de 26 páginas cada una. El Clark Kent que podemos encontrar toma mucho del de las películas de Reeve, y a lo que hizo con el personaje durante la Silver Age, segunda mitad de los ’70 principios de los ’80, Jose Luis Garcia Lopez.


La portada del primer número es un clara cita a “Los niños del maíz”. No es el único guiño que tiene la obra, se hacen varias bromas con la cultura pop o el mismo universo DC, Max Landis es un escritorazo, sabe dar pausas y acelerar el relato cuando es necesario, usa humor e ironía en medidas iguales, también un dejo de crítica social en metáforas.

“Uno de los mejores cómics de Superman jamás publicados”

IGN

Relato

Cuando empece a leer “American Alien” se me vino a la cabeza el clásico “Batman: Black and White”. Gana mucho el desarrollo de la historia con los diversos dibujantes, ya que cada uno da una ambientación y un ritmo distinto a su relato. Al final del capítulo viene un “Interstitial”, un epílogo autoconclusivo de una página, que cierra la historia, o cuenta sobre otros personajes de Superman, o en otros casos , ni lo uno ni lo otro, como “The Real Question” que en 9 viñetas no sólo rompe la cuarta pared, si no que sí o sí te deja pensando, usa un argumento muy similar a una de las canciones que era banda sonora segura en las fiestas de mi preadolecencia, los daneses de “Aqua” dicen algo parecido en su “Cartoon Heroes”, que ahora, suelo escuchar cuando tomo desayuno.


El “American Alien” tiene entre otras apariciones a Barby Gordon antes de Killing Joke, Abin Sur antes de perder su anillo, y sin Golum, Lobo, Dick Grayson , Oliver Queen, y la mejor paliza a Batman que yo recuerde, y contando a Bane. Respecto de esto mismo, explota la necesidad que de la existencia de Batman tiene de Superman y viceversa, para la permanencia del vasto Universo DC.

         

El desarrollo del argumento es notable, no se vuelve para nada predecible, y en varios casos trae uno que otro giró. Por un momento se me ocurrió que si se eligiera a un escritor distinto por cada capítulo hubiesen ocurrido resultados interesantes, pero de ser así, quizás no se lograría la línea compacta y fluida de Landis. Como te decía más arriba, podemos ver en escena un Clark Kent mucho más humano de lo que hace tiempo se le ha visto en las viñetas, y los superpoderes sólo son una metáfora de situaciones humanas y menos heroicas que se pueden ver con mucha mayor frecuencia en la vida real.

Sobre los lápices

Cada dibujo sigue trazos  diferentes, y se justifica a su vez en la linea argumental de su historieta: por ejemplo el de Tommy Lee Edwards me hizo recordar a “American Splendor”, o lo que en los ‘90 se hacía en Milestone, necesario y bueno; Jones se parece mucho a lo que hizo Hester, en su época “Green Arrow” junto a Meltzer, una cita al “Batman: Animated Series”; otros, en cambio como los de Jock no me gustaron, se parece a lo que dibujaba Alex Malev en Batman a fines de los ’90, en “No mans land ” por nombrar alguno, trazos básicos, más simbólicos que naturalistas, no son lo mío, para gustos…

Al final de la obra viene el típico contenido extra, con portadas alternativas, borradores, esquemas, viñetas que no se usaron etc, etc,. Se agrega un pequeño resumen acerca de cada narración, resumen que completa su lectura,  su porqué, agregando o cerrando argumentos que en las viñetas no se encuentran, y da para una segunda relectura del mismo, eso sí, recomiendo leer el cómic, y sólo, y sólo sí se han leído todas las viñetas, irse a este “series pitch” ya que si no, te podrías comer un spoiler y matar la historia gráfica, agregan, pero terminan con las sorpresas argumentales (quizás tanto como este artículo).

Muchos pequeños detalles en estos adicionales, como cierto signo de interrogación que se omite en una viñeta pero se agrega en estos resúmenes finales, gesto y resultado que se agradecen, ya que cambia el sentido mismo del relato.

Por último…

Landis se declara gran admirador de la obra de Morrison y Quitely, en especial de su “Superman All Star”, eso sí, por fin en “American”vamos a dejar de tener citas a las épocas más naif del personaje, se cuenta los primeros años de Clark Kent desde otra óptica, renovando la historia.

Para concluir, no te voy a mentir, no es “Persepolis” ni “From Hell”, aunque hace muchos guiños a “League of extraordinary gentleman” y a “Miracleman”, por lo menos a mi parecer, pero si no tienes problemas con que el tipo pueda parar una bala en el aire, salir volando por el cielo de Kansas o quebrar la Katana de Deathstroke al solo contacto con sus brazos, te recomiendo leer “Superman : American Alien” : el guión es de primera, es entretenida, hace mucho rato no podía terminar de leer un cómic sin saber que eso ya lo había leído en otro antes; el dibujo la hace refrescante, está llena de guiños pop, al arte, literatura o cómics DC. En conclusión, la mejor historia de Superman que he leído desde “For the Man Who Has Everything” de Moore. En edición Hardcover de 224 páginas por DC Cómics en inglés, y una edición en castellano por ECC de 192 páginas, una portada distinta de la original inglesa, pero muy mal elegida (pero si no hiciera estas “mejoras” no seria ECC), por todas esas razones te recomiendo leer “Superman: American Alien”, y si no me crees, sólo te digo lo que de ella dijo:

Filmica y emocional…el correcto balance entre lo fresco y lo conmovedor”.

NY Daily News

Hasta luego…