COMPARTE
Reseña de Tokyo Ghost

Tokyo Ghost escrita por Rick Remender, con arte de Sean Murphy y Matt Hollingsworth. Es una fuerte crítica a nuestra sociedad actual, la forma en la que usamos la tecnología y nuestra cultura del entretenimiento.

Al mismo tiempo es un vistazo profundo al tema de la adicción y la codependencia.

Como suele suceder con los trabajos de Remender, estamos ante una historia genial. Pero no sin sus fallas.

Tokyo Ghost Adicción y Codependencia

Tokyo Ghost una Pesadilla Cyberpunk

En esta historia Remender nos presenta de nuevo con un mundo muy bien construido. Comenzando por “Las Islas de Los Angeles,” una distopia cyberpunk sacada de la peor pesadilla de William Gibson o las hermanas Wachowski. Contaminación, corruptela, drogas, y por encima de todo el uso extremo de la tecnología del entretenimiento para mantener contentas a las masas.

En medio de todo esto tenemos a los “Constables” Led Dent y Debbie Decay. Una pareja que en cierta forma son el brazo fuerte de la ley. En un mundo donde la ley no existe.

Dent es un caso perdido, un adicto que no puede vivir sin su “dosis” de entretenimiento. Continuamente vive rodeado de un montón de pantallas que consumen su intelecto y voluntad. Debbie por su parte es quien “habilita” al adicto, permitiéndole continuar llevar una suerte de vida, a pesar de su alto nivel de adicción.

Junto a ellos tendremos un elenco de personajes no menos interesantes, destacando a uno de los villanos, Davey Trauma, quien es una joya de personaje, una de las creaciones más enfermizas que hemos visto en el cómic.

Tokyo Ghost Davey Trauma

El Magnífico Arte de Tokyo Ghost

Si algo hay que reconocerle a Remender, aparte de su habilidad como guionista. Es la capacidad que tiene para relacionarse con grandes artistas. Ya lo hemos visto con Low, Black Science y Deadly Class. Y Tokyo Ghost no es la excepción.

A Sean Murphy y Matt Hollingsworth, ya los conocía de Chrononauts, en donde trabajaron con Mark Millar, y también hicieron un trabajo magnifico.

Aunque en mi opinión en esta ocasión se superaron. No solo por sus geniales representaciones del universo cyberpunk de Los Angeles, sino también su antitesis en Tokyo.

Es decir, estos señores se pueden dar el lujo de dibujar lo que gusten y les quedará magnífico.

Un detalle curioso es que los diseños de este cómic no son directamente futuristas, sino “retrofuturistas” o mejor dicho “neo-retro-futuristas” es decir esta no es la visión actual que tenemos del futuro, sino más bien como imaginábamos el futuro en los 80’s.

A destacar el espectacular diseño de la motocicleta de Dent que es absolutamente genial.

Nada es Perfecto, Tokyo Ghost tampoco

El perfil del adicto que hacen en este cómic es tan exacto, que llega un punto en donde puede ser hasta ofensivo. Esta puede ser la razón detrás de un montón de malas críticas que ha recibido este cómic. Pienso que hay muchas personas que se sentirán retratadas. Demasiado bien retratadas.

Y no obstante pienso que Remender intentó no ser tan directo al no hablar específicamente de la adición a los videojuegos, sino que alude a usos de la tecnología menos activos, como la televisión y las redes sociales. Pero ese joystick en el brazo de Davey lo delata…

No deja de ser una crítica válida y bien realizada. Mi problema con Tokyo Ghost es otro.

Critica absoluta a toda la tecnología

Durante todo el cómic se criticó el uso de la tecnología. La dependencia de la gente a sus pantallas, la necesidad de estar perpetuamente entretenidos para no mirar la realidad, etc.

Subyacente a esto había una crítica más profunda, la contaminación, la sociedad de desempleados, etc. Al tiempo que idealiza la vida sin ningún tipo de tecnología…

Pensé que en algún momento el cómic daría un paso atrás y reconocería los beneficios de la tecnología. Pero no fue así.

Es triste pensar que el mensaje final de un cómic tan genial sea “volvamos al pasado idílico,” cuando ese pasado nunca existió. Sin tecnología no hay medicina moderna, agricultura moderna, ni industria moderna de ninguna clase.

Si todos viviésemos cosechando nuestros propios alimentos con nuestras manos, muchos moriríamos de hambre o enfermedades. Sin contar el detalle que sin métodos de control de la fertilidad actuales, la gran mayoría de las mujeres tendrían que volver a los roles que tenía su género en la edad media…

La tecnología ha sido una gran ventaja para todos, pero ¡mayormente para las mujeres!

Pero aún a pesar de esa visión radical anti tecnológica, Tokyo Ghost sigue siendo un gran cómic. Una lástima que no se moderó un poco.

La tecnología como cualquier otra cosa, tiene aspectos positivos y negativos, depende de nosotros como la utilicemos.

Save