Un día 25 de abril se me ocurre ojear el diario y encuentro con sorpresa y entusiasmo una publicidad de una plana completa sobre el lanzamiento que iba a ocurrir al día siguiente. Mis plegarias de decenios habian sido escuchadas… O al menos en parte.

Siempre soñé desde niño tener una colección de figuritas de nuestro bien amado pajarraco. Tocarlo y crear mis propias aventuras. También desde niño tuve conciencia de que a menos que el personaje de Pepo tuviese una fama mundial, las posibilidades de tener una figurita de Condorito de calidad eran remotas. Ya había visto una figura de 8 pulgadas de plástico hueco, pero con la estética de condorito de los años 60, ese bien narigón y con el cigarro en el pico (y que hoy no vale menos de 100 lucas).

Claramente esta figura está a la altura de las posibilidades de la época que una empresa chilena tuviese para fabricarla. Su calidad visto a ojos de un coleccionista hoy, es paupérrima, pero su valor en cualquier colección es innegable, dada su condición de primerísima figura EVER del pajarraco.

Comprenderán entonces por qué ver esta publicidad de pagina completa en el diario me entusiasmó tanto, sin embargo debo reconocer que me hubiese encantado que estas figuritas tuvieran algún nivel de articulación, lo que claramente hubiera encarecido el precio final de la figura y por ende no llegaría al alcance de todos. Convengamos que cualquier figurita articulada y licenciada vale cerca de las 10 lucas, sin embargo, el precio de $3.990 que salió a publico me parece un tanto alto para una figura de este nivel de articulación, es decir 0, y que pretenda llegar a todos los hogares. De todas formas no me voy a quejar del precio, y la razón principal es la calidad de la escultura y del material de la figura (el material del zócalo merece comentario a parte).

En fin, hoy con ya 6 figuritas de las 10 anunciadas, podemos estar en condiciones de analizar a grandes rasgos, lo que ha sido esta entrega de cada día Jueves en los quioscos del país.


Vol.1. -Condorito: Era evidente que la primera figura de la colección en aparecer, era el protagonista principal aunque también me hubiese gustado que fuera la ultima de modo de mantener el suspenso hasta el final. De todas formas este rol lo cumple Coné con Washington, lo cual me parece súper bien.
Fue una gran sorpresa tenerlo en la mano, tanto por su peso como por  su esculpido del rostro me parece sumamente bien logrado, mucho mas que la escultura que hay en la gran avenida, la cual me parece fea. Este Condorito tiene la facultad de erguirse sin necesidad de clavarlo en el zócalo gracias a sus enormes pies. Me parece que en proporciones esta bien lograda y la calidad de los colores utilizados es correcta. El único defecto que puedo señalar es respecto a su cola de plumas. Hay que tener cuidado que esta pieza se puede desprender fácilmente de la figura.

Vol.2. – Yayita: Me da la impresión de que a pesar de que Yayita es la eterna novia del pajarraco, está lejos de ser la coprotagonista de la mayoría de los chistes de nuestro héroe, por lo que su aparición como segundo volumen no obedece a un criterio del más importante hacia el menos. Esta figura no es fácil de instalar en su pedestal, y esto se debe a los orificios que no son de un tamaño adecuado para los soportes del zócalo. Esto no facilita las cosas, dado que la anatomía de nuestra chica es tal que impide que se pare sin necesidad de un soporte. El esculpido del rostro es correcto, sin embargo pienso que pudo haber sido un tanto mas parecido a lo que vemos normalmente en la revista. La pose en la cual fue concebida, muestra la inocencia del personaje, lo que me parece correcto.

Vol.3. -Huevo Duro: el compadre de Condorito está bastante bien logrado, a pesar de que pierde el equilibrio fácilmente. Lo único que hubiese cambiado es el color de su vestimenta, sin embargo me parece que se aproxima mucho a la historieta. Una figura que también calificara de correcta.

Vol.4. -Doña Treme: aquí tenemos mi primer jaw dropping… Esta figura cuando la vi me pareció impresionante. Esta enooorme señora, es un entrañable personaje víctima del 70% de las bromas del pajarraco, y que magistralmente está inmortalizada en plástico. El rostro a mi parecer es perfecto. Hasta los bigotes los hicieron bien. El único error fue que al ponerla en el zócalo, la figura se inclina hacia atrás. Yo le habría puesto un poco mas de tacos a sus zapatos para evitar este percance además de ponerle su típica cartera colgando del brazo. Me atrevo a señalar que es la mejor figura de las que han aparecido hasta ahora.

Vol.5. -Pepe Cortisona: el enemigo número 1 de Condorito me parece bien de rostro, pero creo que algo raro tiene en el cuerpo. No me imagino que haya sido tarea fácil esculpir ese torso, que claramente se ve un tanto deforme como para plasmar la antipatía del personaje.

Vol.6. -Condorloco: primera variación de traje de nuestro protagonista. Protagonista de un sinnúmero de buenos chistes de locos, me parece que es una gran adición a la colección. El solo hecho de ver esos ojos en espiral me da ataque de risa. Me parece excelente que hayan decidido incorporar esta figura a la colección. Definitivamente uno de los puntos altos de lo que llevamos hasta ahora.

 

En general:
Para mi, lo mas flojo de todas las figuras, es el tema del zócalo. Lamentablemente es un mal necesario, dado que la mayoría de las figuras no puede erguirse por si misma. Dentro de este marco, me hubiese encantado que este accesorio hubiese sido mejor planificado. Algunas figuras tienen dificultad para ser instaladas y es un tanto arriesgado aplicar demasiada fuerza, a riesgo que este pedestal se quiebre o se rompa, dado que es una estructura de plástico duro y hueco.
El plástico de las figuras me parece una buena elección, ya que su flexibilidad permite que no se rompa si se cae. El acabado de pintura en general es bien bueno, sin embargo algunos (me incluyo) nos tomamos nuestro tiempo en elegir la figura, dado que vienen algunas picadas incluso de fabrica. Hasta ahora por ejemplo, no he logrado ver un Pepe Cortisona con la pintura perfecta.

Por otro lado, pienso que el empaque esta un tanto desaprovechado. No esta concebido para que el producto no salga de su envase, lo que para coleccionistas hardcore (me incluyo) es un tanto incómodo dado que el blister no se para por si solo. La imagen frontal muestra a Condorito a un costado en un fondo negro y la trasera a todos los personajes de la colección dibujados (yo hubiese puesto los personajes en figura, para dimensionar de mejor forma “como se viene la mano” en el resto de las figuras)

Finalmente… ¿qué puedo decirles? Definitivamente para mi, esta colección es para no perderla de vista. Toca las fibras mas nobles de los coleccionistas chilenos, y porqué no decirlo, de Latinoamérica. De hecho, he recibido peticiones de varios amigos en el extranjero para conseguirles figuritas. Desde USA hasta Argentina.
Claramente esta colección no está catalogada dentro de lo que conocemos como “Figuras de Acción“, ya que fue concebida para estar en una repisa mueble o escritorio y como tal cumple su objetivo. Es realmente gratificante ver poco a poco cómo los personajes de Pelotillehue van poblando su lugar destinado.

Por ahora lo mas negativo de la colección, es que sólo han sido anunciadas 10 figuras. Me encantaría poder ver mas personajes. Faltan don Cuasimodo, Tomate, Cabellos de Angel, Titicaco, Yuyito y Condorito con otros trajes, entre otros. Creo que lanzar esta colección ha sido indudablemente un acierto, luego que últimamente el personaje a experimentado un auge que pocos hubiesen vaticinado 10 años atrás. Hemos visto vasos, relojes, pijamas, poleras, ropa interior, cubre notebooks, entre varios de los productos licenciados del pajarraco, lo que cualquier fan de nuestro cómic chileno número 1 agradece de sobremanera. Es de esperar que quienes decidieron sacar este acierto, atinen a continuar con una Serie 2 y hasta una 3.

De todas formas, Pelotillehue llegó a mi habitación para quedarse y eso lo agradezco muchísimo.