Esta semana se ha comenzado a publicar en mi país, Chile, una colección de 11 tomos de 3 de las historias más potentes de Matt Murdock. Y en lo personal, la que más me gusta: The Man Without Fear. Me encantaría que hoy habláramos de un juego que bebieran netamente de arco argumental de cómics o novelas gráficas, pero no es el caso. Hoy hablaremos del juego lanzado en exclusiva para GBA, que lleva por protagonista al célebre abogado e hijo de púgil de medio pelo, que vio transformada su vida luego de un accidente. Hablamos de Matt Murdock, enfundado en su alterego Daredevil.

Mucho antes de que Marvel creara este verdad factoría de películas, junto a Disney, cedió bajo cierta cláusulas y dinero, los derechos de filmación de sus personajes célebres a varias compañias. Por ejemplo, Sony se quedó con Spiderman, Fox con los X-Men junto a los 4F y Universal con Hulk. Marvel se quedó varios, y de hecho con el tiempo ha recuperado algunos.daredevil_gbabox Pero esta explicación valga, del porque hace poco más de 10 años no había universo compartido como hoy. Es en ese contexto que se lanza la película Daredevil, con un éxito y recepción bastante decentes; tanto así que lanzaron un spinoff de Elektra, casi tan malo de Catwoman de 2004. Y claro, como no podía ser la excepción: los juegos y en este caso, para la portátil de aquel entonces: GBA.

La carátula del juego, poco y nada refleja lo que nos encontraremos en el cartucho. De inmediato, la experiencia es positivamente distinta, ya que el estilo gráfico es bastante similar al de un juego lanzado en los 90’s. La estética comiquera se siente cada tres pasos y es que eligieron no usar 3D. Esto lo agradecieron jugadores de ese entonces y créeme, cuando pruebes el juego lo agradecerás aún hoy.

Matt haciendo gala de sus altos sentidos
Matt haciendo gala de sus altos sentidos

En sí mismo, el gameplay y la sensación de movilidad del personajes se siente bastante y todo se desarrolla de una manera muy intuitiva. A ello se suma la historia que, si bien se basa en la película, se toman bastante libertades creativas respecto de la película, lo cual hace que el juego beba del juego de la película pero sea bastante novedoso e imaginativo.
Para finalizar, podemos decir que en esta ocasión, el paso de la viñeta al pixel, respeta bastante del personaje, junto a su
realidad, amigos, enemigos y claramente villanos, como el Kingpin y un par más de los cuales podrás encontrar dentro del juego. ¿Vale la pena? De probarlo, vale la pena; es un juego que envejece bastante bien, pero pudo haber sido mejor. Se agradece muchísimo el hecho se mantenga un estética de viñeta, en cuanto a color y todo lo demás, pero al estar basado en la película, aún teniendo estas libertades creativas ya mencionadas… Se siento que falta algo. Y a tí ¿Qué te pareció el primer juego protagonizado exclusivamente por el hombre sin miedo?