COMPARTE

Ya no queda absolutamente nada el tan ansiado estreno de Deadpool en la pantalla grande. Y no, ese Deadpool de hace años no vale, todo cambió con X-Men: Days of the Future Past. Gracias a Thor nuestras oraciones fueron escuchadas. Por lo mismo y para ir calentando motores hablaremos hoy de este carismático héroe, en su juego, titulado sencillamente Deadpool: The Game.

DeadpoolA estas alturas, creo que con la altamente efectiva, campaña publicitaria que ha llevado Fox para promocionar la película del mercenario bocazas (aka: Deadpool), este casi no necesita presentación. Y sin querer spoilear, solo les diré lo básico: es un antihéroe, relacionado con el expiremento de Wolverine, es parte del universo de Marvel en el sitial de los X-Men y rompe la cuarta pared cada 2 minutos. Esto es: se dirige directamente al lector. Es esta divertida esencia lo que lo ha llevado a ser tan amado y odiado, por algunos.

Llevar eso a un juego, era un tarea bastante difícil. Para eso, Marvel puso sus antenas sobre Daniel Way, un ya retirado escritor de cómics que tuvo que ver directamente con Deadpool en los 90’s. Gracias a esto, se logró una historia muy bien contado durante el juego, con un planteamiento sólido y con una batería bastante decentes de cameos del universo de Marvel. Por lo que podríamos decir que, en cuanto a historia y planteamiento el juego cumple muy bien.

DeadpoolEl juego se estrenó el año 2013 para Xbox 360, PS3 y Windows PC, por lo que la gráfica no va nada de mal. De hecho, corriendo con los máximos requerimientos en PC se ve bastante bien. Sumado a eso, podemos decir que la esencia de Deadpool está muy, pero muy bien llevado. Tenemos absolutamente todo lo que hace a Deadpool tan maravilloso en los cómics, en nuestras pantallas: mutilaciones, regeneraciones, mujeres, chistes en doble sentidos a rabiar, mucho rompimiento de la cuarta pared (en exceso a veces) y el millón de cosas que el desequilibrio emocional de Wade Wilson nos podría dar. Aunque no todo brilla para Deadpool.

Un detalle un poco duro de digerir a ratos, es el hecho que el juego se haga lento. Nos enfrentamos a un Beat ‘em up con escenarios abiertos y explorables, en donde deberemos cumplir misiones específicas, que hacen a ratos la jugabilidad algo tediosa. Como podrás comprobar, en el juego hay ciertas misiones que se alargan por mero capricho de los programadores y, que si bien le dan algo de largura al juego, lo hacen tedioso. Fuera de eso Deadpool se luce en este su primer juego.

Y ya saben, podremos encontrar todo lo que hace reconocible al hijo de Slade Wilson… Pero, ¿Slade no es de DC? Bueno, la mejor respuesta por parte de Deadpool a eso: ¡Chimichangas!

Creanle a él, ¡no a mí!
Creanle a él, ¡no a mí!