Hoy comenzamos una nueva mini sección en donde esperámos que Uds. y sus recuerdos sean los protagonistas, que nos cuenten de su más tierna infancia y de aquellos juguetes (o juegos) que han quedado grabados en sus memorias.

Action Jack

Llevo más de 10 años como coleccionista activo de juguetes y toda una vida deleitándome con el plástico modelado. Además soy dueño de Sargentoys, tienda on-line dedicada a la venta de juguetes de colección, por lo que, definitivamente, lo mío son los juguetes. Hace unas semanas los amigos de Hijos del Átomo me pidieron que hiciera una breve reseña de mi juguete favorito y, claro, no podía sino ser un vintage y, contra todo pronóstico, no es un juguete de una serie de TV, cine, o de alguna afamada compañía juguetera, se trata de todo lo contrario.

Mi elegido no es un juguete en particular, sino mi colección de Action Jack. Muchos sabrán de inmediato de lo que hablo, otros los recordarán en cuanto vean la foto. Estos juguetes “Made in Hong Kong”, comenzaron a fabricarse a fines de los 70´s en dicho país y en Chile fueron muy populares en los 80s. También tuvieron años de gloria en Inglaterra y sé que en Argentina también los conocen. Los Action Jack son un copia, pirata, knock off o bootleg de los Mobile Action Command de Matchbox y como versiones alternativas, cumplen con el perfil —son de menor factura, mucho más baratos y comparten similitudes de diseño y temática.

Estas figuras están en la mente de muchas personas hoy en día —su precio las masificó en el Chile ochentero. Recuerdo que en regiones las encontrabas en librerías por $300 o $500 y me han comentado que hasta por $100 las vendían en ferias del Gran Santiago. Además de su precio y de estar al alcance de todos (a diferencia de un MAC o un G.I.Joe), tenían la gracia de ser juguetes “de aventura”. Así encontrábamos médicos, militares, indios, vaqueros, policías, etc. Incluso se aventuraron con una pequeña línea de vehículos (muy similares a sus primos de Matchbox). Pero quizá su rasgo más característico sea el simple, pero recordado hecho, que ocurría cuando le sacábamos la cabeza… si, nadie se olvida de eso, todo su cuerpo se sostenía por la pieza de la cabeza, de manera que si sacábamos ésta, el cuerpo se desarmaba por completo. Sencillamente memorable.

Con los años he ido descubriendo sets que nunca llegaron a Chile y otros que supe que llegaron pero que nunca vi. Así espero seguir aprendiendo de esta mítica línea en los años que vienen, una de las cosas que motivan a todo coleccionista.


Puedes conocer más de Sargentoys en su página de Facebook.