¡Articuno, Jinx, Nidorina, Beedrill, Haunter, Squirtle, Chansey! Si leíste eso último con el ritmo correcto, este artículo es para ti. Por tercera semana consecutiva esto es “El juego de la semana”, tu recomendación personalizada de entretenimiento electrónico.

 

 

¿Esta semana? Pokémon Crystal, juego RPG desarrollado por Game Freak y distribuido por Nintendo en el año 2000 para la Game Boy color. En caso de que hayas estado en coma los últimos 16 años, primero que nada bienvenido y segundo, Pokémon es un juego de atrapar monstruitos de colores y hacerlos pelear.

Puede que los más jóvenes no lo recuerden, pero fue un hito (de mercadotecnia) que marcó un antes y un después en lo que significa vender cosas a los niños, por cerca de tres años era imposible salir a la calle sin toparse con algún objeto alusivo a Pokémon: Cartas, libros, juguetes, cepillos de dientes, ropa interior, toallas piratas, yogures, la serie animada y videojuegos, que es el tema que nos compele en este artículo.

 

 

1998, ah qué año para estar vivo. Puede que aún no supiera leer del todo, pero ya sabía perfectamente que Squirtle le gana a Charmander y Charmander a Bulbasaur. En ese entonces para jugar pokémon azul usaba una Windows 95 y mi juego venía en un diskette, con el rom y el emulador. Eran otros tiempos, no jugaba por ganar sino por la emoción de descubrir cosas nuevas y echar a volar mi imaginación en esos veranos infinitos.

Le perdí el rastro a la saga después de dejar a medias Pokémon Diamante, simplemente no me sentía cómodo jugando, era tan genérico, y con tan poco amor por el detalle, en otras palabras no me sentía como en Pokémon Crystal (o cristal) el mejor de la saga, y uno de los mejores juegos de todos los tiempos.

 

 

¿Por qué jugarlo? ¿Por qué no jugarlo? Tablets, celulares y computadores sin distinción de género pueden emular holgadamente Pokémon Crystal. Es un título masivo, The Last of Us en 8 bits con un equilibrio de elementos tan perfecto, que sin importar cuánto diga sobre este juego, me quedaré corto 8 de 10 veces.

Bueno, para empezar su gameplay varía mucho de sus predecesores (hablo en plural porque Pokémon se divide en generaciones que comparten una región en común, ejemplo de esto es kanto, la región de Pokémon Azul/Rojo/Amarillo, lo cual es una enorme estrategia de márketing)… hasta el tercer gimnasio, que es donde el llamado a la aventura se torna irreconciliable con la linealidad y ¡Bam! El mapa de Johto se abre ante nosotros. Ruinas, grutas congeladas, cuevas submarinas, el parque nacional e incluso los pequeños y coloridos pueblos se sienten fantástico, nada sobra y todo sirve a la aventura… y hablando de aventura.

 

 

¿Es importante la historia de Pokémon? De niño, no. Pero una vez has visto cuán hondo era el agujero del conejo, sabes que las intenciones pavimentan perfectamente el infierno. Es en este campo donde Pokémon Crystal consigue su redención: Crystal es menos eufemístico con el típico cuento del “maestro pokémon” porque los japoneses al igual que los griegos antiguos tienen esta obsesión de insertar una enseñanza en cada cosa que hacen, ¿no? La moraleja de perseguir tus sueños hasta las últimas consecuencias a modo de filosofía de vida se encarna en Crystal con uñas y dientes, modelo que las demás entregas en la saga sólo se limitarán a copiar, claro.

 

 

Visualmente es fantástico, el arte de los sprites y las paletas de colores distintivas de cada ciudad son geniales, su OST es el mejor de la saga y por mucho ¿mejor tecnología es igual a mejor música? Pfffff y más pffff para todos aquellos que son capaces de buscar tema por tema de las secuelas y darse cuenta de lo genéricos que se volvieron, y que los mejores no son más que escuetos remixes de los dos primeros juegos.

 

 

Pokémon Crystal existe para sentar las bases de una franquicia. El sistema de guardería, el ciclo día/noche con distintos Pokémones dependiendo de la hora en que juegues, la radio, el teléfono, los eventos especiales, las evoluciones unicas, la torre batalla ¿Les mencioné que se pueden visitar dos regiones? Un total de 16 gimnasios con dos ligas pokémon y un desafío especial… realmente no sé qué más decir.

Totalmente recomendado. Si ya lo jugaste, juegalo nuevamente, si nunca lo has jugado, es un buen punto de partida y si no te gusta la saga, es porque no lo has jugado.