Ready Player One es el primer trabajo como novelista de Ernest Cline, y tras su publicación en 2011 se ha convertido en todo un fenómeno tanto en las críticas, como  en ventas. Esta obra de ciencia ficción nos plantea que en un futuro no muy lejano, las crisis económicas y por combustible han hecho que la sociedad caiga en un estado decadente. Con este panorama que presenta a una realidad decadente, existe una forma de salir del cotidiano y hacer prácticamente lo  que se desee: un videojuego masivo en línea llamado “OASIS”.

En este servicio en red, los usuarios pueden visitar mundos de sus películas favoritas, e incluso las personas trabajan y van al colegio. Todo cambia para siempre luego que el creador de la plataforma, James Halliday, fallece. Ante esto el fundador dejó una serie de pistas para que los jugadores busquen el “Huevo de pascua” (easter egg en la versión original) que tras una serie de competencias le otorgará al ganador tanto el control del juego, como toda la fortuna que atesoró el millonario con su creación.

Para que los usuarios pudieran encontrar las pistas que los lleven a encontrar las tres bóvedas que encierran las pruebas, el fundador dejó un libro, el Anorak el cual esconde todas las referentes de la cultura pop de los ’80 que influenciaron al genio detrás del OASIS en su juventud. Los que hace que cientos comiencen la cacería, y a jugar y ver juegos, películas y series ochenteras para prepararse para el concurso.

El protagonista es un adolecente, Wade Watts, que está terminando el colegio y sueña con encontrar el huevo de pascua. Va al colegio en realidad virtual, pero vive en un barrio decadente conformado por vehículos de remolque apilados. Todo cambia cuando se convierte en el primer Jugador  en completar la primera prueba que Halliday dejó en el mundo virtual.

En su viaje, este joven que de hace llamar “Parzival” en la plataforma, se encontrará con importantes aliados que los ayudan en su búsqueda, y con la empresa IOI que planea acceder a los bóvedas para así ganar control total del OASIS.Ready Player One

Lo que vuelve interesante a este libro, es que mezcla una serie de elementos de la cultura pop, lo que va volviendo muy entretenido al relato. Desde cintas clásicas como Star Wars, a juegos de antaño como “Pac-Man”, y series de culto como “Ultraman” tienen lugar dentro de un universo virtual con posibilidades infinitas.

De un momento a otro, el protagonista vuela naves de la serie “Firefly”,  o un “DeLorean” como el de Marty McFly. Ésta cantidad enorme de referencias hace que la novela se convierta en un tesoro geek digno de revisar.
Al mismo tiempo el conflicto que sortea el joven Wade con la empresa IOI en el  mundo real tiene una intriga que cuando e engancha no hay salida hasta terminar de leer todo el libro. La tensión está muy bien manejada, y el autor colocó una serie de giros de tuerca que tanto entretienen como te mantienen entusiasmado de principio a fin.

Ready Player OneDel mismo modo, el mundo decadente, en donde la gente utiliza más las plataformas virtuales para socializar no es una realidad de la que estemos muy ajenos.

Mezclando lo que sucede en la realidad virtual, como fuera del OASIS, Ernest Cline combina un relato  que habla mucho sobre el presente. Las identidades que tomamos en la web, y un escape de la realidad son temas que en este momento están dando que hablar, y que nos afectarán cada día más.

El mismísimo Steven Spielberg se está encargado de dirigir la adaptación fílmica del libro, y a su vez, el guión fue escrito por el autor de la novela misma, por lo que se espera que la cinta le haga justicia al trabajo del papel.

Mientras por un lado, “READY PLAYER ONE” posee una trama atrapante, y un deleite de referencias geek, el mundo real de la ficción es una sociedad a la que nos podríamos aproximar bastante.

Lee Ready Player One

Ready Player One en Inglés

Ready Player One en Español