Mike Ross corre peligro en el final de temporada de Suits

No es abogado y nunca estudió en Harvard. Lo avalaron, lo protegieron y hasta lo convirtieron en un picapleitos de inmenso futuro. Aunque sin un pasado, ahora todos están en el borde del despeñadero.

Durante cinco años Mike Ross ha burlado al sistema. Por cosas del azar terminó ejerciendo como abogado sin haber estudiado para serlo. Mientras escapaba de la policía con un maletín repleto de marihuana llegó de suerte a una audiencia que buscaba un asistente para Harvey Specter, un arrogante, respetado, elegante y exitoso socio de un exclusivo bufete de abogados en Nueva York que, por si fuera poco, sólo contrata a egresados de Harvard. Por supuesto, no era el caso de Mike. Pero su memoria fotográfica, su astucia e inteligencia, junto a habilidades naturales para la práctica de la abogacía, le hicieron ganarse un espacio y un reconocimiento del que pocos desconfían y donde sólo algunos saben la verdad. El desenlace de la quinta temporada de Suits llega a TNT Series todos los jueves, en emisión doble, desde las 22.00 horas. Los dos episodios finales podrán verse el 28 de abril.

Desde su llegada a Pearson-Hardman, Mike Ross temió que algún día su secreto se descubriera. Aunque al principio el círculo sólo se reducía a Harvey y su secretaria Donna Paulsen, con el paso del tiempo otros personajes fueron conociendo la verdad: Rachel Zane, una pasante de la firma que terminó siendo su novia; Jessica Pearson, la socia principal del bufete que se resistió a continuar con la farsa, pero que se rindió ante su confianza en Harvey y el talento de Mike; Louis Litt, siempre a la sombra de Harvey y que usó la información sobre Mike para poner su nombre en la firma de la oficina, ahora llamada Pearson-Specter-Litt.

Todos están rendidos al talento, la simpatía y la honestidad de Mike, porque si bien es un fraude, nadie puede negar que es un buen tipo, honesto, con espíritu de superación, siempre preocupado de ayudar a los clientes y éticamente intachable, por contradictorio que eso parezca. Pero todos también están salpicados y manchados con la complicidad de haber avalado el ejercicio falso de la abogacía y de haber hecho lo necesario para proteger el secreto cuando éste estuvo en peligro.

Ahora, al final de la quinta temporada, la verdad saldrá a la luz y todos estarán bajo la lupa: cárcel, estampida de clientes, noviazgos rotos, amistades quebradas, traiciones. Un abanico de calamidades que rondará como una espada de Damocles sobre cada uno de

ellos y en especial de Mike. La única manera de salir adelante será, como tantas veces, utilizando el ingenio, la astucia, el talento y todos aquellos vericuetos legales que siempre suelen encontrar sobre la hora. O bien será tiempo para probar las lealtades y obrar de la manera más justa posible.

El final de la quinta temporada de Suits podrá verse todos los jueves de abril, en emisión doble, desde las 22.00 horas, en TNT Series. El último episodio se verá el viernes 28.