COMPARTE

El 2015 fue el año en que la apuesta de Marvel y Netflix debutó y logró ganar nuevos adeptos gracias a Daredevil Jessica Jones. Por esto, la confirmación de una segunda temporada en ambos casos no sorprendió a nadie, y las expectativas por las mismas crecieron como la espuma.

En el caso de Daredevil, esa segunda temporada llegó en Marzo de este año. Por eso hoy, seis meses después, te invito a conversar de la serie a lengua suelta. Ya pasó tiempo suficiente para verla y con Marvel’s Luke Cage a la vuelta de la esquina, me parece que es tiempo suficiente para comentarla.

Dos por uno

maxresdefault

Las primeras noticias (y practicamente las únicas) que se tuvieron en su momento sobre la serie, fueron que se incluirían a dos tremendos personajes a lo largo de esta segunda temporada: Elektra Punisher. Y si bien la participación de ambos personajes me parece tremenda, la manera en que se contó la historia y cómo ellos fueron participe de ella, no me gustó.

Me explico. La serie comienza, en sus primeros cuatro o cinco capítulos, centrados en Punisher como amenaza para las pandillas de Hell’s Kitchen. Y como era de esperarse, nuestro protagonista iría tras él. Sin embargo, aquello se resuelve muy rápido y Frank Castle sigue siendo una constante en la serie, pero a través de una historia que transcurre en paralelo.

En cambio, la llegada de Elektra se instala hasta el final. Su participación no sólo nos muestra el pasado de Matt, sino que también trae a Stick y La Mano con ella. Así, la asociación ninja se instala como eje y preocupación principal de Daredevil.

Lee también:  Marvel's Iron Fist, la próxima serie de Netflix, ya tiene fecha de estreno

De esta manera la serie, al igual que Matt, va dejando en un segundo plano el juicio de Castle para focalizarse en el trabajo con Elektra. Y si bien no considero que la participación de Punisher en toda esa parte de la serie sobre, tampoco la veo necesaria.

 La sorpresa

ep-9-frank-and-fisk-1

Si hubo un momento que me sacó gritos fue el final del capítulo siete. Trasladaban a Frank Castle a un salón grande, una sala de pesas. Mi primer pensamiento fue que el líder de alguna mafia lo quería contratar como sicario, sin embargo, a medida que la cámara se movía veíamos a alguien haciendo pesas. Grande. Gordo. Calvo. Una imagen calcada de los cómics y ante la cual no pude evitar gritar. Wilson Fisk estaba de regreso.

La participación del villano de la primera temporada fue breve, pero interesante. Se nos mostró qué estuvo haciendo en este tiempo, tuvo sus momentos con y en contra de Punisher y, obviamente, se vio las caras con Matt.

Una sorpresa totalmente inesperada, que se agradece, y que demuestra que Fisk es y será un personaje gravitante en la mitología del Diablo de Netflix.

Punisher

5723692729498

Que no me gustara cómo fue distribuida la participación de Punisher no quiere decir que no me gustara su desempeño en la serie. El personaje, al ser el extremo directamente opuesto a Matt, nos lleva a un límite al que no se había llegado en el Marvel Cinematic Universe. De la mano de Castle llega sangre, mucha sangre. Si la primera temporada destacó por ser gráfica ésta explotó ese aspecto.

Lee también:  La Fuerza te acompaña en Netflix: la saga de Star Wars llega a América Latina

Por otra parte, la serie nos habla mucho sobre la historia de Castle. Nos presenta y resuelve la misteriosa muerte de su familia. Nos habla de su pasado y los traumas que lo han ido convirtiendo en el Castigador. En ese sentido, Daredevil adelantó mucho trabajo a la serie en solitario que se viene del personaje, también de la mano de Netflix.

Elektra

daredevil-season-2-future-netflix-marvel-elektra-the-hand-roxxon

A diferencia de lo que ocurre con el personaje de Jon Bernthal, Elektra no llega a la serie como un agregado, sino que es parte central de la historia. Con ella, llega Stick, La Mano y el pasado de Matt. Natchios es quien lleva a Daredevil a exigirse al límite de sus capacidades y convicciones. Entre ambos se produce una química en que los ideales van y vienen, cuestionándose qué hay de correcto e incorrecto en lo que hacen y lo que propone el otro.

Y, obviamente, el final con su muerte y el secuestro de su cuerpo no hacen más que abrir interrogantes sobre lo que será su futuro. ¿Será revivida? Creo, que si La Mano será la principal amenaza de Los Defensores, Elektra (o una versión malvada de ella, más malvada) estará al frente como bandera de guerra.

Daredevil

maxresdefault-1

Finalmente, el regreso del Diablo de Hell’s Kitchen nos trajo una evolución del personaje. Con ya bastante tiempo como vigilante a sus espaldas, Punisher, Elekta y La Mano llegan a desafiar la experiencia acumulada de Matt.

El personaje de Charlie Cox se enfrentó a viejos enemigos (Fisk y los jacuza) y perdió ambos enfrentamientos. Se metió cada vez más en el rol del vigilante y se alejó del abogado. Sin notarlo, Murdock fue optando por la noche, porque sentía que era lo correcto, por eso se aburrió de darle explicaciones a Foggy y supo que el fin de “Nelson & Murdock” era inminente

Lee también:  Chuck, a dos años de su final

En The Defenders (si es que no lo vemos antes) tendremos a un Daredevil que ha perdido mucho desde que comenzó su vida de superhéroe. Pero también uno que aprendió que habrá momentos en que él solo no podrá contra los villanos y tendrá que hacer alianzas, le guste o no. El primer paso fue contarle a Karen su secreto ¿acierto o error? el tiempo dirá.

daredevil-temporada-2-imagen-1

La temporada es muy buena, recomendable de todas maneras; sin embargo, prefiero el gusto con el que me quedé luego de ver la primera. Ya que si bien se agrega muchísima acción y grandes personajes, la serie cayó en el agregar personajes con un posible futuro. De hecho, los minutos finales sólo son apertura a futuros probables para distintos personajes. Y a pesar de que se manejó bien, se nota la preparación del camino hacia otros proyectos, concretamente en el caso de Punisher.

Sin fecha de estreno aún, presumo que la tercera temporada de Marvel’s Daredevil llegará luego de The Defenders, o sea, en 2018.