Hay geeks en todos los ámbitos de la vida, de la misma forma que hay gays, por lo que no es sorprendente que exista un número no menor de personas que militan en ambas minorías. Lo que sí es sorprendente, es que los gay geeks hayamos tenido representación en televisión, en la adelantada serie Queer as Folk.

No hay nada tan extraño como la gente

El nombre de la serie viene de la frase anglosajona “there’s nowt so queer as folk“, que significa “no hay nada tan extraño como la gente”. Es un juego de palabras bastante inteligente, dado que el término queer es usado en el Reino Unido para referirse a la comunidad gay.

Queer as Folk fue creada en Inglaterra en 1999, y contó con 8 episodios; dos episodios extras fueron emitidos en el año 2000. La serie fue escrita por Russell T Davies, quien años mas tarde sería el responsable de revivir la serie Dr. Who.

La serie fue exportada a Estados Unidos y Canadá, donde Showtime y Showcase crearon una versión americanizada. Los personajes se mantienen más o menos igual, y las situaciones inicialmente son similares, pero la versión americana–también llamada Queer as Folk–pronto sigue su propio camino. Estuvo al aire por cinco temporadas, un total de 83 episodios emitidos entre los años 2000 y 2005.

Vince es un Whovian

La serie original nos presentaba al carismático Stuart Allan Jones (interpretado por Aidan Gillen), y su amigo de infancia Vince Tyler (Craig Kelly). La relación entre Vince y Stuart es platónica, aunque siempre queda la impresión que Vince tiene sentimientos por Stuart. El triángulo se completa cuando entra en escena el quinceañero Nathan Maloney (Charlie Hunnam).

Lo interesante es que Vince es un Whovian. Su pasión por Dr. Who es un tema recurrente durante la serie, al punto que decide terminar una relación porque su pareja no es capaz de nombrar a los doctores.

Es importante recordar que la serie salió al aire antes de la resurrección de Dr. Who en la televisión británica, asi que Vince era un Whovian antes que fuera cool.

Michael es un comiquero

En la versión americana, Stuart se llama Brian Kinney (interpretado por Gale Harold) y Vince es Michael Novotny (Hal Sparks). Nathan se llama Justin Taylor (Randy Harrison). La adoración que Michael siente por Brian es mucho más evidente en esta versión, y la introducción de Justin hace al triángulo mucho más complicado.

Como Michael es un chico americano, su fandom son los cómics de superhéroes. Su superhéroe favorito es Captain Astro, una parodia de los superhéroes de la época dorada.

La pasión de Michael por los cómics lo lleva a abrir su propia tienda de cómics en la segunda temporada de la serie. Muchas escenas de la serie transcurren en dicha tienda, y es por medio de ésta que Michael conoce a Ben Bruckner (Robert Gant), quien se convierte en el interés romántico de Michael por gran parte de la serie.

Uno de los arcos argumentales de la serie involucra la muerte de Captain Astro por una enfermedad ocasionada por un virus intergaláctico para el cual no se conoce cura alguna. La muerte del superhéroe es devastadora para Michael no sólo porque se trata de su héroe de infancia, sino que también porque se sospecha que la decisión editorial de acabar con el cómic se debe a que Captain Astro era percibido como gay, y su muerte era una referencia al SIDA.

Estos hechos hacen que Michael se una a Justin –que es un artista– y juntos crean a Rage, un superhéroe gay basado en Brian a quien ambos adoran. El compañero de Rage es Zephyr, basado en Michael mismo, y su amante es JT, basado en Justin. En el primer número de Rage, el superhéroe salva a JT de un brutal ataque homofóbico, historia que refleja los acontecimientos ocurridos al final de la primera temporada de la serie.

Como elemento promocional, quienes ordenaron anticipadamente el DVD de la segunda temporada de la serie recibieron el primer número de RAGE. El número es en blanco y negro con portada a color de Jerry Ordway.

Arte de Jerry Ordway
Arte de Jerry Ordway

Queer as Folk tiene sus seguidores y detractores, pero independiente de cómo te sientas acerca de cualquiera de las dos versiones de la serie, lo cierto es una cosa: la serie nos entregó un protagonista que no sólo es gay, sino que también geek. Y eso es digno de celebrar.